El origen de los U$S 3.000 millones que podría perder el Estado

Mientras en la Casa Rosada celebran que la Corte norteamericana haya solicitado la opinión de Donald Trump, poco se habla de cómo se originó el litigio. El exaccionista minoritario de YPF, Ricardo Paz Herrera, reveló el complejo entramado de una causa que se podría haber evitado y que habría contado con complicidad de la gestión de los Kirchner para beneficiar a los denunciantes. Asegura que el Gobierno actual tampoco colabora para esclarecer un fraude millonario en perjuicio del país. "Las posibilidades de que el fallo sea adverso son de 99 a 1", indicó.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

El origen de los U$S 3.000 millones que podría perder el Estado

Mucho se ha hablado en los últimos días sobre el reclamo judicial que avanza en la Corte de los Estados Unidos y que podría determinar el pago de 3.000 millones de dólares por parte del Estado argentino a exaccionistas de YPF. Sin embargo, mientras en la Casa Rosada celebran que la Justicia le haya pedido opinión al gobierno de Donald Trump sobre el pedido argentino para que la causa se remita a nuestro país, pocos hablan sobre el oscuro origen del conflicto y el posible encubrimiento de la gestión de Mauricio Macri a un fraude millonario que se habría cometido durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. "Se trata del mayor fraude al Estado y desde YPF no colaboran para que la investigación avance", señala el exaccionista minoritario de la empresa Ricardo Paz Herrera.

noticia_7b70eb33-128c-11e9-8b91-0ef48ab09a3e

Para entender los argumentos de Paz Herrera hay que remitirse al año 2012 cuando el gobierno estatizó el 51% de acciones de YPF. O incluso antes, cuando el grupo Eskenazi se hizo del 25% de la compañía a través de empresas Petersen.

Según Paz Herrera, al estatizar solo se expropió a Repsol y no al resto de los accionistas. Eso fue lo que luego motivó el reclamo judicial que hoy amenaza con significar el pago de 3.000 millones de dólares por parte del gobierno.

"Es un reclamo de las empresas Petersen, cuyos titulares accionarios eran los Eskenazi. En su momento se hicieron del 25% de la compañía por un total de 3.500 millones de dólares, pero sin pagar un solo centavo. Como accionistas cobraron dividendos por 1.250 millones de dólares, honorarios por 100 millones de dólares y existen sospechas de que cobraron sobreprecios en contrataciones de distintos prestadores", explicó Paz Herrera en MDZ Radio.

"Cuando vino el salvataje a Repsol, mal llamada expropiación, no se expropió al grupo Eskenazi ni se los denunció por el perjuicio que habían ocasionado. Pareciera que este juicio fue incluso preparado antes de que se estatizara YPF", argumenta.

Finalmente, el grupo Petersen fue a la Corte norteamericana con su reclamo pero ya sin los Eskienazi detrás. "Esa empresa se constituyó en España tres meses antes de hacerse con el 25% de YPF. Habían tomado créditos y nunca los pagaron. Quebraron en España y un fondo compró el litigio que iniciaron contra el Estado argentino. El paquete lo adquirió Burford Capital por 17 millones de dólares y ahora lo que debe resolver la Corte de Estados Unidos es si la causa debe quedar allí o en Argentina", resumió Paz Herrera.

Para el exaccionista de YPF, el panorama es malo y las posibilidades de que el fallo sea adverso son de 99 a 1 . "Estos fondos no son ingenuos y no es casual que están en Estados Unidos", manifestó y recordó que en la causa argentina contra los holdouts la Corte de Estados Unidos pidió la opinión del expresidente Barack Obama. " Obama le dio la razón al reclamo argentino, pero luego la Justicia resolvió lo contrario ", sostuvo.

Por este motivo, dijo no ser optimista sobre el final del litigio y a cusó por partida doble al gobierno de Mauricio Macri. Primero por generar falsas expectativas pero sobre todo por no colaborar para que se destape el fraude cometido durante el gobierno de Cristina Kirchner y tapado por la administración de Miguel Galuccio y Axel Kicillof en YPF.

"Los responsables de esto son los Kirchner y los Eskenazi. Luego con Galuccio y Kicillof vino un escandaloso encubrimiento. Se coludieron con los demandantes que reclaman millones a YPF para que el juicio se pierda en Nueva York. Y tengo la sospecha de que esa política de colusión no ha cambiado en la actual administración de YPF", remarcó Paz Herrera.

contenidos/2018/10/30/noticia_0042.html

En este sentido, dijo estar absorto igual que la diputada Elisa Carrió, quien hace meses amenazó con denunciar por encubrimiento a las actuales autoridades de YPF.

contenidos/2018/10/29/noticia_0047.html

En concreto, asegura que en el presente la petrolera estatal no está colaborando en la causa penal por fraude que investiga el juez federal Ariel Lijo. "Allí está la prueba concreta de cómo se favoreció durante años la posición de los demandantes en Estados Unidos", manifestó Paz Herrera y aclaró que eso no es investigado en el país norteamericano.

"Acá en Argentina hasta ahora parece que los responsables del mayor fraude de la historia no son investigados. Cuando se habla de la causa YPF, la culpa parece que la tiene Lijo, pero cuando uno va a ver el expediente se encuentra con que el que no acompaña con documentación es YPF. No ha hecho nada para que avance. Dicen que se presentan como querellante pero solo presentaron una hojita diciendo eso", cuestionó.

"Deberían tener una actitud probativa e iniciar una investigación interna, etc. Este vaciamiento tuvo enormes consecuencias para el sistema energético argentino. Los motivos de la pasividad para descubrirlo solo lo saben el presidente de YPF y el presidente Macri", concluyó.

La entrevista completa:

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?