Olvidos peligrosos y otras perlitas del acto radical

Buenos 'perdedores', llamativos olvidos, elegancia, euforia, calor y demoras fueron los ingredientes que condimentaron una proclamación concisa del nuevo precandidato a gobernador para las elecciones provinciales de este año.

redacción mdz

Lanzamiento Rodolfo Suarez pre candidato a Gobernador

Pachy Reynoso/MDZ

Estoico. El ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, era uno de los favoritos para ser candidato a gobernador. Pese a no ser elegido, Kerchner estuvo presente en el acto partidario, sentado en primera fila, aplaudiendo y mostrándose emocionado por las palabras que le dedicó Cornejo durante su discurso.

Olvido. El gobernador agradeció a los partidos políticos que integran Cambia Mendoza y ratifican su acompañamiento en las elecciones de este año. Incluso invitó a otras organizaciones partidarias menores, como el Mopoma, a sumarse. Pero se le estaba por olvidar uno, otrora muy importante: el Partido Demócrata. Antes de que se vuelva la 'comidilla' de la noche, Suarez lo corrigió por lo bajo. Aunque al final lo mencionó, Cornejo no demostró demasiado entusiasmo en recordar a sus hasta ahora aliados demócratas, enfrascados en una fuerte interna.

Cobos, el elegante. El ambiente fue bastante informal durante toda la tarde, salvo por un caso. Desde el gobernador hasta el nuevo precandidato, todos se presentaron con camisas arremangadas y abiertas en el cuello, chombas o remeras, pero Julio Cobos llegó trajeado y con una elegante corbata. ¿Destacaba o desentonaba?

Cobos Pinto Abed

¡Pará un poco! La elección de Suarez como precandidato de la continuidad puso exultantes a varios, y es sabido que la felicidad puede hacernos hacer cosas de manera apresurada. Ese fue el caso de dos jóvenes intendentes, que no esperaron al anuncio oficial para felicitar a Suárez a través de Twitter. Lo mismo hicieron algunos sectores jóvenes del radicalismo, como la UCR de Capital, espacio desde donde "estrenaron" el hashtag #suarez2019.

Ola de calor. Quienes participan de los actos partidarios de la UCR saben que el minúsculo auditorio del Comité Provincial puede ser bastante caluroso, especialmente en verano. Pero lo que nadie se esperaba hoy era la asfixiante atmósfera causada por el tumulto de gente y la escasa ventilación, panorama que se fue agravando a medida que se retrasaba la conferencia. Prácticamente todos sufrieron las consecuencias, y no pocos funcionarios lucieron sus camisas transpiradas.

Tarde. Al calor y la humedad insoportables se sumó la enorme tardanza de los protagonistas en llegar al auditorio, que atrasó el acto más de 40 minutos. Desde la organización culparon a las personas que obstaculizaban el estrecho pasillo que comunicaba la entrada del auditorio con el estrado, hecho que fue advertido en numerosas oportunidades a los responsables.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?