En el Senado se empezará a definir el futuro de Penitentes

El martes próximo se tratará el proyecto para expropiar unas 40 hectáreas que pertenecen a la familia López Frugoni desde hace décadas. A la vez, Emetur ya tiene un borrador con el plan para licitar un centro deportivo bajo la modalidad de la participación público-privada. Algunos ex accionistas tratan de resistir este desenlace y aseguran que existe una maniobra para favorecer a otro privado.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Mapa de Penitentes: la parte en blanco es lo que se expropiará.

Emetur

El futuro de Penitentes, un complejo de alta montaña plagado de conflictos e irregularidades, se empezará a resolver la semana que viene en la Legislatura provincial.

Según el orden del día de la Cámara de Senadores, el martes próximo -primera sesión después del receso invernal- se tratará el proyecto para expropiar 40 hectáreas de la familia López Frugoni. La sociedad familiar tuvo a cargo su explotación desde fines de los años 70 hasta el año pasado.

A la par, el Ente Provincial de Turismo (Emetur) puso esta semana a consideración pública durante 30 días un borrador del proyecto por medio del cual planea convertir Penitentes en un centro de actividades deportivas.

A la gestión de Alfredo Cornejo le quedan pocos meses, pero los funcionarios del área turística dicen que tratarán de completar la licitación del centro deportivo que han imaginado antes de irse.

La historia reciente de Penitentes es muy conflictiva. El año pasado, las telesillas del centro de esquí fueron clausuradas por sus falencias de seguridad y parte del complejo funcionó con precariedades evidentes.

Por entonces, el gobierno de Cornejo ya había tomado la decisión de no prorrogar la concesión de 35 años, que estaba vencida desde 2013. Pero esta medida desató un frente judicial y una presentación ante la Corte provincial del accionista mayoritario de Los Penitentes SA.

En mayo de este año, apurado por la llegada de otro invierno y a través de una negociación que provocó algunas sospechas, el Ejecutivo otorgó un permiso precario para la explotación de Penitentes como "parque de nieve" (con algunos servicios y la posibilidad de hacer "culipatín") al empresario Jorge Pérez Polo, dueño del pequeño complejo de esquí Los Puquios.

Mientras tanto, la Acción Procesal Administrativa que presentó López Frugoni fue rechazada por la Sala Segunda de la Corte. Eso ocurrió a fines de mayo de este año y desde entonces, el Gobierno aceleró con su plan para Penitentes.

El conflicto judicial de todos modos no se ha agotado, pues los accionistas mayoritarios de Los Penitentes SA han solicitado continuar dando batalla ante la Corte Nacional, a través de un recurso extraordinario federal, contra el decreto de Cornejo que les impidió prorrogar la concesión.

Desde este bando consideran que Cornejo no puede avanzar con la expropiación de las tierras de Penitentes porque esa medida se basa en un decreto (el que dio por finalizada la concesión) que todavía está cuestionado en la Justicia.

La presidenta de Emetur, Gabriela Testa, no está de acuerdo con ese planteo, ya que los terrenos que estaban sujetos a concesión y los que se expropiarán "no son los mismos", según afirmó a MDZ.

Las tierras que la Legislatura podría declarar de utilidad pública son las más "útiles" para el futuro centro deportivo, ya que están constituidos por una extensa franja que rodea la Ruta 7 más los dos lugares donde están ubicadas las telesillas.

En el gráfico que ilustra esta nota puede verse con claridad la delimitación de terrenos. La expropiación afectará las zonas pintadas de blanco, mientras que el resto es de otros privados o ya está en poder del Estado.

El otro asunto que genera controversia es el anteproyecto de Emetur, donde aparecen cláusulas que exigen que el futuro inversor se asocie a "uno o más prestadores locales de servicios vinculados al desarrollo de las actividades deportivas de Villa Los Penitentes".

La sospecha de que esto favorece a quien explota hoy como "parque de nieve" Penitentes y, además, Los Puquios, también fue rebatida por Testa. "Si viniera un oferente internacional, debería tener socios locales. Se puede tener un prestador mendocino que hace trekking y no porque venga una inversión extranjera, todos los prestadores van a ser extranjeros", explicó.

Hubo algunas aclaraciones oficiales más para asegurar que el Gobierno no tiene un privado "favorito" en Penitentes: "El 31 de mayo, cuando la Corte falló, los dos únicos prestadores en condiciones para manejar un centro de esquí eran Las Leñas y Viento Blanco, que administra Los Puquios. Nadie podía materialmente juntar los antecedentes desde entonces hasta el 8 de julio", afirmó Testa.

El conflicto tiene como elemento extra la intervención judicial de la sociedad que durante décadas manejó Los Penitentes, por peleas dentro de la familia López Frugoni.

La jueza que maneja la intervención convocó hace poco a una audiencia con funcionarios (entre ellos, el subsecretario de Justicia Marcelo D´Agostino y la secretaria legal y técnica subsecretaria de Legal y Técnica, Mabel Graciela Ceresoli) y empresarios.

En esta audiencia, la parte mayoritaria de la sociedad Los Penitentes pidió manejar el parque de nieve, ante lo cual el Emetur recalcó que no podía autorizarlo por los incumplimientos cometidos y hasta amenazó con cerrar el complejo al público, por cuestiones de seguridad.

Por otro lado, el Gobierno dice que la familia López Frugoni debe en impuestos provinciales más de cinco millones de pesos.

Insistió Testa sobre el futuro de Penitentes: "No se está preparando un negocio para Pérez Polo, pero ojalá el inversor sea Pérez Polo o un mendocino que de trabajo a otros mendocinos".

Emetur aspira a licitar el centro deportivo de Penitentes bajo la modalidad de Participación Pública-Privada. Dicen que el complejo tiene atributos múltiples. Entre ellos, una hostería que posee la mayor capacidad de alojamiento en alta montaña.

Los borradores del proyecto están abiertos a los aportes que "cualquier persona quiera hacer", asegura Testa. Aunque para avanzar, primero deberá contar con consenso en la Legislatura para la expropiación.

Allí, la oposición ya ha criticado al Gobierno por el manejo que hizo en los últimos tiempos de Penitentes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?