"El juicio no está suspendido", aseguró el presidente del tribunal que juzgará a Cristina

El titular del TOF 2 firmó el traslado de la causa a la Corte Suprema, que en el día de hoy informaría que el inicio del debate oral es inminente. Buscan garantizar el debido proceso y la agilidad.

MDZ Política

El juez Gorini (derecha), a cargo del juicio.

Twitter @BourdinMaria

La Corte Suprema tiene en su poder el expediente del primer juicio oral contra Cristina Kirchner y promete analizar con celeridad las nulidades planteadas por las defensas, en una forma de responder a las críticas que generó el pedido que le realizó el martes al Tribunal Oral Federal nº 2 y que podría postergar el inicio del proceso. En este sentido, el presidente de ese tribunal, Jorge Gorini, se refirió a las consecuencias de la resolución adoptada por la Corte Suprema en el caso que tiene a Cristina Kirchner como principal acusada de cometer delitos de corrupción vinculados a la concesión de obra pública en Santa Cruz.

Este jueves ingresaron a la Corte los más de 50 cuerpos de la causa "Vialidad", donde se juzgarán las presuntas irregularidades en la entrega de contratos de obra pública a Lázaro Báez. Fuentes de la Corte sostienen que hoy mismo comenzará el análisis del expediente y se podrá hacer un primer diagnóstico de la complejidad del caso.

En los tribunales no descartan que el estudio del expediente pueda ser mucho más rápido del que se preveía (si es que las inconsistencias que plantearon las defensas no son mayores) y que la ex presidenta igual tenga que enfrentar el juicio oral en plena campaña, como pretende el Gobierno nacional.

De hecho, el presidente del TOF2, el juez Gorini, ratificó que el próximo martes 21 sigue siendo la fecha de inicio del juicio y "hasta el momento no hay cambios". "El juicio no está suspendido", afirmó el magistrado en radio La Red, aunque admitió que está supeditado a que la Corte devuelva el expediente. Descartó así iniciarlo con copias como pretende el Gobierno.

Si bien ayer desde el TOF2 deslizaban que el juicio ya estaba suspendido, las declaraciones de Gorini dejan la resolución en manos de la Corte. En el tribunal no suspendieron el juicio atentos a que en el pedido de la Corte figuraba la palabra "urgente" con lo que entendieron que la resolución podría llegar antes del martes.

Según informó el portal LPO, el análisis del expediente está a cargo de los secretarios penales de cada vocalía de la Corte, quienes conocen todos los recursos planteados por las defensas y -según sostienen desde el máximo tribunal- están en condiciones de hacer un rápido análisis para resolver con celeridad. Nadie descarta que pueda haber un giro inesperado y el juicio iniciar como estaba previsto.

A grandes rasgos, el análisis de la Corte podría derivar en dos decisiones. La primera, el peor escenario para Cristina Kirchner, es que rechace los recursos presentados por las defensas. Esto implicaría el rápido inicio del juicio y además que la ex presidenta ya no pueda plantear las nulidades durante el proceso, una estrategia habitual de los abogados para demorar o anular los juicios.

En el caso contrario, la Corte puede aceptar los planteos de las defensas y ordenar que se solucionen las nulidades, lo que llevaría un tiempo largo. Esto sería un duro golpe para el juez Julián Ercolini, que instruyó la causa, y también un mensaje muy fuerte para el resto de los jueces de primera instancia que investigan casos de corrupción. En los tribunales se comenta que Ercolini está muy preocupado por la decisión de los cortesanos.

En cualquier caso, en la Corte argumentan que con la decisión de pedir el expediente lo que hacen es evitar que las nulidades planteadas por las defensas se mantengan sin resolverse durante el juicio, lo que podría llevar a que más adelante se anule todo el proceso, como sucedió en otras causas de corrupción. Dicen que en ese caso la sensación de impunidad que ahora agita el Gobierno, sería mucho peor.

En el cuarto piso de tribunales dicen que por esta razón y por la posibilidad de que se resuelva antes de lo esperado, en el Gobierno se apuraron a salir a criticar a la Corte. Comparan el caso con el fallo de los tarifazos, cuando el macrismo enfureció por la suspensión de los aumentos pero al final quedó liberado de manos para aplicar las subas sólo cumpliendo el paso legal de las audiencias. De hecho, a partir de ese momento ningún aumento pudo ser revertido.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?