Cornejo congela el boleto de micro y analiza qué hacer con la luz

Cornejo congela el boleto de micro y analiza qué hacer con la luz

Tras el anuncio de medidas económicas por parte de la Casa Rosada, que incluyen un freno total de los aumentos tarifarios y la absorción de los que iban a ejecutarse, la Secretaría de Servicios Públicos informó que no volverá a subir el pasaje de colectivo. No obstante, en cuanto a la energía eléctrica, está en proceso en Mendoza una suba de VAD y todavía no se sabe si el Gobierno provincial lo parará. 

El texto con el plan económico del Gobierno Nacional incluye una advertencia para los gobernadores, incluido Alfredo Cornejo: "Si en los próximos meses un usuario ve un aumento en su factura de gas o electricidad, o en el precio del boleto de colectivo, se deberá a una decisión de su gobierno provincial o municipal".

El mensaje aparece en la parte en que la Nación anuncia un freno al incremento tarifario de los servicios en lo que queda del año. Tiene relevancia, en Mendoza, para dos servicios: electricidad y transporte público. En ambos casos, parcial o totalmente, la tarifa depende de la Provincia.

Cornejo ya aplicó un aumento fuerte en el boleto de colectivo a comienzos de este año (de 11 a 18 pesos) y, hoy, la reacción en su gobierno después del anuncio nacional fue rápida y directa: no habrá ninguna otra suba hasta que termine 2019, comunicó la Secretaría de Servicios Públicos.

Pero en el caso de la luz, el Gobierno provincial no fue definitivo. Esto se debe a que se encuentra en proceso una suba del Valor Agregado de Distribución (VAD) que cobran las distribuidoras mendocinas.

Ese incremento (impacta parcialmente en la factura, a la par del "costo abastecimiento" que regula la Nación y el componente impositivo) ya pasó la audiencia pública respectiva hace más de 10 días. Sin embargo, la decisión final del Poder Ejecutivo todavía no está tomada.

El propio Ente Regulador Eléctrico (EPRE) lo avala. Eso sí, con un porcentaje menor al requerido por Edemsa y el resto de las distribuidoras: menos del 16 por ciento, contra 45 por ciento reclamado por las prestadoras.

La Casa Rosada señaló hoy en este sentido que los aumentos que caerán bajo su jurisdicción serán absorbidos por el Gobierno. Se trata precisamente de dos subas de la electricidad que estaban en carpeta y del costo financiero de aplanar la factura del gas para evitar aumentos durante el invierno.

Pero en el Gobierno mendocino no garantizaron que vayan a replicar este gesto respecto de la luz. "El proceso está iniciado y cuando llegue al Poder Ejecutivo se tomará una decisión", se informó desde la Secretaría de Servicios Públicos, que además aclaró que el aumento del VAD eléctrico todavía está en etapa de trámites en el EPRE.

A fines del año pasado, el Gobierno Nacional eliminó subsidios al transporte y el servicio eléctrico y traspasó la responsabilidad de sostenerlos a los gobiernos provinciales. Como buen socio político de Macri, Cornejo absorbió en Mendoza esas obligaciones y evitó así un impacto mayor en los usuarios, además de la desaparición de la tarifa social eléctrica.

Frente a la crisis que se desató en los últimos meses y cerca de tener que afrontar un proceso electoral con esa carga, fue el propio gobernador quien pidió a la Casa Rosada que frene los aumentos tarifarios. Además, reclamó un acuerdo de precios sobre productos de primera necesidad.

La Nación respondió con un paquete de medidas que demuestra receptividad ante estos pedidos y que invita a los gobernadores (con más razón a los propios) a acompañar con un nuevo esfuerzo.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?