El Movimiento Antibloqueo suma empresarios y se enfrenta a Moyano

El Movimiento Antibloqueo suma empresarios y se enfrenta a Moyano

El MEAB es un grupo de dueños de medianas y pequeñas empresas que desde el sector privado "vencieron el miedo al apriete y se unieron para enfrentar al poder sindical y su modalidad extorsiva de bloqueos".

Luciana Gesto

Luciana Gesto

El Movimiento de Empresarios Antibloqueo (MEAB) sigue creciendo y ya cuenta con 132 miembros. En exclusiva con MDZ, la dirigente del MEAB, Verónica Razzini, reveló que actualmente están siguiendo el caso de tres nuevos bloqueos y que cada vez más empresarios se suman al movimiento. 

Razzini no sólo comentó que se logró el allanamiento del Sindicato de Camioneros en la causa por el bloqueo a una empresa de San Pedro sino que también el MEAB está haciendo seguimiento de tres nuevos bloqueos: uno realizado por el sindicato de Camioneros en Santa Fe, en la localidad de Avellaneda, a una empresa de transporte; otro en Lanús, en el barrio de Monte Chingolo, a una firma de envases descartables; y también comenzaron a trabajar para evitar otro bloqueo del sindicato de Petroleros en Neuquén, provincia donde además hay otro caso que todavía no se reportó como bloqueo pero que ya se habrían realizado acciones extorsivas por parte del sindicato a través de asambleas. 

En cuanto a los sindicatos responsables de realizar estos bloqueos, se encuentran el sindicato Camioneros de Santa Fe, el sindicato de Petroleros en Neuquén y el sindicato de Plástico en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además, la Distribuidora Rey de San Pedro pudo lograr, con el asesoramiento del MEAB, que se realice un allanamiento a la sede nacional del Sindicato de Camioneros, que derivó en la detención de dos gremialistas de San Nicolás.

El procedimiento fue dispuesto por la jueza María Eugenia Maiztegui, por pedido de la Fiscalía Nº 7 de San Pedro, a cargo de María del Valle Viviani, y apunta a comprobar si existe una presunta deuda de la empresa reclamada por los dirigentes nicoleños y que dio origen a la protesta sindical que impidió el ingreso y salida de camiones.

Como la delegación del Ministerio de Trabajo en San Nicolás acreditó la existencia de esa deuda, pero no aportó documentación que lo avalara, la jueza le pidió al Sindicato de Camioneros de San Nicolás que la presentara. Como esta seccional explicó que había enviado esa información a la sede central del gremio, el juzgado de Maiztegui libró un oficio a la organización que lidera Hugo Moyano, pero primero no obtuvo respuesta y luego no recibió ningún detalle al respecto. Por eso se dispuso el allanamiento para secuestrar la información correspondiente.

Los abogados de la familia Rey, liderados por Florencia Arietto, consideran que este procedimiento judicial es clave para la causa porque si no se logra acreditar la deuda, la acusación de coacción (pena máxima de 4 años) pasaría a ser extorsión (pena máxima de 10 años). Los dos detenidos, Maximiliano Cabaleyro, titular del Sindicato de Camioneros de San Nicolás y concejal del Frente de Todos, y Fernando Espíndola, dirigente del mismo gremio, están acusados por los delitos de turbación de la posesión, extorsión en grado de tentativa y coacción por un bloqueo contra la empresa de San Pedro.

El MEAB se define como es un "grupo de dueños de medianas y pequeñas empresas que desde el sector privado vencieron el miedo al apriete y se unieron para enfrentar al poder sindical y su modalidad extorsiva de bloqueos". El movimiento fue creado hace un año como fruto de la iniciativa de Verónica Razzini, una de las dueñas de una empresa familiar de Rosario que distribuye materiales de construcción y a la que el Sindicato de Camioneros de Santa Fe bloqueó durante tres meses. 

Hasta ahora, el movimiento pareció no sufrir ningún tipo de amenaza o acción agresiva por parte de los sindicatos sino que las medidas de extorsión y violencia van directamente hacia los empresas, que son las protagonistas, ya que el MEAB sólo les brinda asesoramiento pero los que llevan adelante las acciones son los mismos empresarios. Lo que hace el movimiento es acompañar al empresario desde lo que es la asesoría legal, empresarial y acompañamiento personal (que termina siendo la parte más compleja por la situación de tensión y miedo que provocan los bloqueos violentos a los empresarios).

Según experiencias que ya tuvo el movimiento acompañando y asesorando a los empresarios en una situación de bloqueo, se comentó que si bien al principio los empresarios tienen miedo, a medida que pasa el tiempo, van ganando confianza en el manejo de este tipo de situaciones. 

En cuanto a los bloqueos actuales, el caso más complicado es el de Camioneros Santa Fe porque la empresa se contactó con el MEAB cuando ya era muy tarde. La empresa lleva tres semanas bloqueada, llegando ya a un mes, y el MEAB recién fue contactado la semana pasada. Si bien los miembros de la empresa pudieron seguir bien las instrucciones y juntar rápidamente las pruebas por el manejo explícitamente extorsivo y violento del sindicato.

Actualmente, el MEAB cuenta con el apoyo de 132 empresas de todo el país y cada vez más la gente se anima más a denunciar. Según comentó Verónica Razzini, el MEAB ya es conocido en varias ciudades del país y los mismos vecinos saben sobre el movimiento y lo recomiendan a empresas que estén pasando por una situación de extorsión sindical. Esto facilita que, por ejemplo, el empresario se pueda contactar con el MEAB previo a la situación del bloqueo. 

Las situaciones de bloqueo se producen porque los empresarios están desinformados de cuáles son sus derechos y, además, la misma desinformación hace que ellos confundan el derecho a huelga con el “derecho al bloqueo”. 

“El bloqueo es un delito. El derecho a huelga existe y se respeta perfectamente por parte de los empresarios. Pero bloquear una empresa y que la empresa, mediante amenazas y extorsiones, no pueda trabar porque hay un determinado reclamo, no puede pasar. La Argentina necesita empresas que trabajen y las empresas se funden por esta razón y por eso la mafia sindical no puede seguir pasando”, explicó Verónica Razzini.

Finalmente, el Movimiento de Empresarios Antibloqueo (MEAB) se reunió con el diputado nacional, José Luis Espert, quien brindó su apoyo al movimiento y quiso interiorizarse en su funcionamiento. Además, el MEAB no es partidario y está abierto a poder charlar con todos los partidos y referentes políticos sobre esta problemática que afecta al desarrollo y crecimiento de la economía argentina.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?