Los requisitos y demandas de intendentes al ambicioso plan hídrico de Rodolfo Suarez

Los requisitos y demandas de intendentes al ambicioso plan hídrico de Rodolfo Suarez

El gobernador se reunió con los jefes comunales del área metropolitana y expuso el plan apunta a ampliar y optimizar el servicio de agua y saneamiento para el Gran Mendoza.

Gianni Pierobon

Gianni Pierobon

El gobernador Rodolfo Suarez se reunió este miércoles con los intendentes del área metropolitana para presentarles el ambicioso plan hídrico que apunta a ampliar y optimizar el servicio de agua y saneamiento para el Gran Mendoza para los próximos 30 o 40 años. La iniciativa recibió el respaldo de los jefes comunales, pero algunos de ellos plantearon importantes requisitos y reclamos al proyecto.

El denominado “Plan Director de Optimización y Expansión de la Provisión de Agua Potable en el Gran Mendoza” fue expuesto este mediodía por el mandatario provincial y el titular de Aysam, Alejandro Gallego. Del encuentro participaron los intendentes de Las Heras, Daniel Orozco; Maipú, Matías Stevanato; Capital, Ulpiano Suarez; Lavalle, Roberto Righi; Luján, Sebastián Bragagnolo; Guaymallén, Marcelino Iglesias; y en representación de Godoy Cruz, el presidente del Concejo Deliberante, Fabricio Cuaranta.

La obra planificada demandaría una inversión de 200 millones de dólares, para los cuales se necesitaría una autorización de endeudamiento de la Legislatura que se incluiría en el debate del Presupuesto 2023. El objetivo del Gobierno provincial con este proyecto es hacer frente y resolver los problemas de abastecimiento de agua de cara a la próximas décadas en el Gran Mendoza.

Apuesta a mantener el consumo del área en 7,3 litros por segundo, que es lo que actualmente se extrae del río Mendoza. Se plantea una inversión de alrededor de 60 millones de dólares para la compra de más de 150 mil medidores. Otra propuesta es mejorar la prestación del servicio instalando una planta en Álvarez Condarco y 120 kilómetros de red troncal del servicio de agua.

Los jefes comunales respaldaron la iniciativa pero plantearon algunas objeciones. Por un lado Maipú y Luján reclamaron que se incluya a las prestadoras municipales en el plan y que las inversiones también las contemplen. Asimismo los intendentes peronistas pidieron elaborar una propuesta bien detallada técnicamente para analizar si se acompaña con los tercios el eventual pedido de endeudamiento para financiarla.

El intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, sostuvo tras el encuentor que “es imprescindible e impostergable emprender importantes inversiones en el Gran Mendoza porque las fallas, las carencias y el estado de las redes es evidente”. “Tenemos redes en mal estado, se gasta mal, se consume mucho, por lo que es imprescindible encarar un plan”, agregó.

“Es un plan integral para el Gran Mendoza que necesita de obras integrales para todos los departamentos y que supone desde una planta potabilizadora o más, hasta una red de conducción adecuada más la optimización de las redes existentes. Lo importante es que hay un plan sobre el cual sentarse a discutir. Algunos objetarán una cosa otros pedirán la ampliación. Es una inversión que parece grande, de 200 millones de dólares, pero creo que es poco significativa con las necesidades que tenemos que pensar estratégicamente”, indicó el dirigente radical.

El intendente de la Capital, Ulpiano Suarez, señaló que se trata de una “planificación que no se daba hace más de 30 años, con una gran responsabilidad de quienes son parte de este proceso porque justamente se está definiendo una planificación del suministro de agua al 2050”.

“El proyecto está en el marco del presupuesto y el Gobernador lo planteó claramente para que desde los municipios sumemos los aportes necesarios. Desde Capital entendemos que la obra apunta al mejoramiento de las redes y a promover un consumo responsable, ya que el agua es el futuro de Mendoza y más allá de las problemáticas generadas por el cambio climático hay deficiencias y este plan viene a mejorar todas esas cuestiones”, destacó.

Por su parte, el jefe comunal de Luján de Cuyo, Sebastián Bragagnolo, hizo hincapié en que le plantearon dos condicionantes al Gobierno provincial para que se incorporen al proyecto. “Por un lado, que se incluyan las zonas del Piedemonte en las redes que preste AYSAM y por otro lado el abastecimiento de la zona del departamento que presta Aguas Luján”, manifestó.

Destacó que Aysam tiene 265 mil conexiones de agua en el Gran Mendoza, mientras que Aguas Luján tiene 37 mil conexiones y Maipú alrededor de 55 mil conexiones, por lo que resaltó que el plan integral debe contemplar a las dos prestadoras municipales con una inversión proporcional a la prevista para Aysam.

“Vamos a trabajar los técnicos en esta semana, nosotros tenemos un gran trabajo hecho desde Luján y a partir de ahí vamos a ir ajustando detalles”, expresó el dirigente del PRO.

En cuanto a los intendentes del Partido Justicialista (PJ), el maipucino Matías Stevanato señaló que “Maipú, después de Aysam, es el segundo prestador más importante de la provincia. Hoy vinimos a escuchar al gobernador. Es una buena iniciativa pero no es un plan, es solo una idea. Nosotros nos comprometimos con Alejandro Gallego que vamos a hacer una contrapropuesta para ver cuáles son las obras que necesitan los maipucinos”.

“En el mes de enero vamos a enfrentar una crisis hídrica importante en nuestra provincia. Se va a sentir en el Gran Mendoza y tenemos que ver entre todos cómo encaramos esa situación. Quedamos en que los próximos días nos vamos a reunir para elevar esa contrapropuesta desde Maipú con las necesidades de los maipucinos”, agregó.

A su vez, planteó que “la realidad de Maipú y de Luján es muy parecida, los dos municipios han estado prestando el servicio, financiando gran parte de las obras con fondos municipales y obviamente planteamos que se nos ayude en esa situación”.

Asimismo, el lavallino Roberto Righi sostuvo que “es un buen comienzo que podamos sentarnos a hablar de agua y de posibilidades de desarrollo. Es importante porque tenemos problemas hace muchísimos años y se van agudizando con el correr del tiempo”.

“Faltaron algunos actores que nos parecen estratégicos, como Irrigación. Tenemos que trabajar sobre un sistema integral, no solamente de consumo, y también el agua de riego a los productores para ver cómo podemos bajar al infiltración de agua”, indicó.

“Es importante que nos sentemos todos los actores del sistema para armar un buen plan y que realmente nos contenga a todos y que podamos ser eficientes para el agua que consumimos las personas”, manifestó.

Para obtener los 200 millones de dólares necesarios para la inversión, es indispensable el acompañamiento del peronismo en la Legislatura para aportar los votos requeridos para conseguir el aval de dos tercios.

Al respecto, Stevanato dijo que “ni siquiera sabemos si son 200 millones de dólares. En ese monto no encontramos las obras para Maipú, solamente nos especificaron que había una planta, nosotros tenemos cuatro plantas potabolizadoras y 56 perforaciones. Es una buena idea pero hay que ir a los detalles más finos”.

En tanto, Righi aseguró que “se habló del financiamiento. En un principio, la intención es si tenemos un buen sistema y esquema, obviamente tenemos que tratar de acompañar. Porque si llegamos a todos los departamentos que lo necesitan, el de Lavalle es prácticamente el más perjudicado, porque está aguas hacia abajo de la cuenca del Río Mendoza”.

“Por lo tanto tenemos que ponernos de acuerdo en qué consiste el proyecto. Hoy tenemos una idea que parece importante, donde posteriormente deberían reunirse los técnicos de cada uno de los municipios”, concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?