Los votos que sacó Lopez Murphy ya cotizan "más que el bitcoin"

Los votos que sacó Lopez Murphy ya cotizan "más que el bitcoin"

Comenzó la conquista entre Horacio Rodríguez Larreta y Javier Milei, con miras a las elecciones de noviembre, de los votantes que el domingo eligieron a Ricardo López Murphy. Las estrategias y argumentos que va a utilizar para atraer a ese electorado.

Beto Valdez

Beto Valdez

La escasa cosecha electoral que logró Leandro Santoro en las PASO porteñas le han quitado intensidad a la grieta y el atractivo para las elecciones generales de noviembre va a pasar por el comportamiento que tengan los votantes de Ricardo López Murphy. Obviamente Horacio Rodríguez Larreta ya salió a intentar fidelizarlos para la boleta de María Eugenia Vidal, mientras que Javier Milei se prepara para generar una fuga para su espacio La Libertad Avanza.

“Los únicos que podemos decirle basta a los K somos nosotros”, planteó ayer el jefe de Gobierno porteño con el objetivo de instalar el “voto útil” y retener a esos más de 196.000 electores que eligieron el domingo la boleta de Republicanos Unidos, que ya son un tesoro decisivo para las legislativas. Por eso el PRO aceptó modificar el reglamento que se había firmado para el reparto de bancas y que hacía peligrar el ingreso de López Murphy a la lista definitiva. Si no hubiera habido cambios, con los números que logró se quedaba afuera.

“Ahora que Ricardo quedó tercero vamos a retener seguramente a la totalidad de sus votantes porque lo quieren en el Congreso”, dicen en el larrerismo. Buscan con una mayor participación llegar al 50%. Quedaron a dos puntos de ese objetivo. Por eso el exministro de Fernando De la Rúa va a tener un rol preponderante en la campaña para contener a su electorado. También le pedirán a la “halcona” Patricia Bullrich que intervenga en ese trabajo de contención.

Javier Milei intentará quedarse con los votos de López Murphy.

Se sabe que la presidenta del PRO tiene un estrecho vínculo con el “bulldog” pero al mismo tiempo mantiene una buena relación con Milei. En su entorno dicen que en su proyecto presidencial le gustaría contar con ambos economistas. 

El candidato libertario, a su vez, sabe que entre los votantes de Republicanos Unidos tiene un campo fértil para avanzar pero sin agresividad. “Estimamos que va a existir un traslado del voto de López Murphy, en gran parte va a depender de la estrategia que pongamos en marcha ahora, que debiera ser con mucha prudencia”, dicen en el entorno de Milei.

“Hay que desalentar el llamado a votar contra los K que en Capital no son ninguna amenaza e instalar la importancia de darle más entidad a nuestro espacio para que tenga más diputados y legisladores”, agregan. 

La estrategia va a apuntar a atraer a esos votantes más puros “demostrándoles que Ricardo entra igual pero que no voten a una lista con gente progre como Paula Olivetto, Carla Carrizo o Sabrina Ajmechet que no tienen nada de liberales”. La competencia recién empieza. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?