El gasto extremo de Cristina Kirchner con los aviones presidenciales

El gasto extremo de Cristina Kirchner con los aviones presidenciales

Según un informe de la abogada Silvina Martínez en el programa La Cornisa, la vicepresidenta utilizó la flota presidencial en numerosas ocasiones desde que asumió su nuevo cargo en diciembre del 2019 hasta la fecha.

MDZ Política

MDZ Política

Una característica bastante conocida en líneas generales pero escasamente expuesta de Cristina Kirchner es su capacidad para generar importantes gastos en las cuentas del Estado. Al igual que en sus épocas presidenciales, la ahora vicepresidenta aprovecha al extremo un oneroso servicio a su favor y lo estruje hasta el cansancio: la flota de aviones oficiales.

Según un informe de la abogada Silvina Martínez en el programa La Cornisa, del canal LN+, basado en un pedido de acceso a la información pública, Cristina Kirchner utilizó la flota presidencial en numerosas ocasiones desde que asumió su nuevo cargo en diciembre del 2019 hasta la fecha, gracias a que renunció a su salario como vicepresidenta.

"En tres meses, utilizó los aviones presidenciales al menos trece veces. En algunos casos incluso fueron vuelos de 24 horas: llegaba al Calafate y al otro día se volvía a Buenos Aires", explicó la letrada.

Uno de esos casos ocurrió el 25 de febrero pasado, cuando a las 13 uno de los aviones con Cristina Kirchner a bordo despegó del Aeropuerto El Palomar con destino a Río Gallegos, para regresar con la vicepresidenta el mismo día a las 17.40. Poco más de un mes después, más precisamente el 4 de abril, se dio la misma secuencia: a las 14.40 partió a El Calafate y aterrizó en Buenos Aires a las 23.20.

"En esos vuelos viaja Cristina, su custodia y personal de apoyo, pero no sabemos quiénes conforman este grupo", aclaró Martínez.

Un caso particular se dio el 23 de abril pasado, según la abogada: "Cristina fue a El Calafate y el avión regresó a Buenos Aires; al otro día, el avión otra vez la va a buscar, la lleva a Río Gallegos y regresan a Capital. Todo en cuatro días".

Lo importante de estas acciones de la vicepresidenta es el altísimo precio que sus cortos pero frecuentes viajes al sur argentino le cuesta al Estado, ya que cada tramo tiene un costo superior a los 20.000 dólares.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?