Propiedad privada: Luis Petri y Fernando Iglesias cuestionaron al papa Francisco

Propiedad privada: Luis Petri y Fernando Iglesias cuestionaron al papa Francisco

Los diputados de Juntos por el Cambio criticaron con crudeza al papa Francisco por referirse a la propiedad privada como un “derecho secundario”, y vincularon sus declaraciones a una movida “política” que resultaron en expresiones “desafortunadas”.

MDZ Política

MDZ Política

Los diputados Luis Petri y Fernando Iglesias criticaron con crudeza al papa Francisco por referirse a la propiedad privada como un “derecho secundario”, y vincularon sus declaraciones a una movida “política” que resultaron en expresiones “desafortunadas”.

En un videomensaje enviado a la 109 Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, Francisco se refirió a la crisis laboral mundial producto de la pandemia de coronavirus, y al retomar lo expuesto en su encíclica de 2020 Fratelli tutti, aseguró que "a veces, al hablar de propiedad privada olvidamos que es un derecho secundario, que depende de este derecho primario, que es el destino universal de los bienes".

A modo de respuesta, Petri citó el famoso libro de Max Weber ‘La ética protestante y el espíritu del capitalismo’, en el que se “da cuenta cómo se desarrolla el capitalismo más favorablemente en los países de mayoría protestante porque hacen un culto al trabajo, mientras que el catolicismo pregona una salvación en la vida eterna con posterioridad a la muerte y el ejercicio de la pobreza en la vida terrenal”.

“Este discurso del Papa, más allá de que pueda tomarse desde una connotación religiosa, tiene mucha implicancia desde la connotación política, porque en la Argentina la propiedad privada se ha puesto en crisis desde que este Gobierno ni bien asumió quiso expropiar Vicentin y apañó las usurpaciones”, apuntó el diputado mendocino en declaraciones al programa El Diario de Leuco, del canal LN+.

Asimismo, Iglesias señaló que “hay dos grandes elementos productores del pobrismo en la Argentina: la Iglesia Católica y el peronismo”, y manifestó: “El rol político de la Iglesia en el país ha sido desastroso. Lo mejor que puede hacer la Iglesia Católica y cualquier otra religión es no meterse en política, que es un terreno de los laicos y de la pluralidad”. 

En relación a las declaraciones de Francisco, el legislador fue más incisivo: “Las interferencias por parte de una autoridad religiosa como el Papa son graves y no casuales. El Papa no puede hablar desconociendo quién es, siendo un argentino y sabiendo lo que está en juego en América Latina. Sus declaraciones son desafortunadas”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?