La estrategia que ilusiona al Gobierno para bajar la mortalidad por covid

La estrategia que ilusiona al Gobierno para bajar la mortalidad por covid

La ampliación de la campaña de vacunación a personas mayores de 40 años apunta a bajar el impacto de la internación en terapia de personas con comorbilidades.

MDZ Política

MDZ Política

La cantidad de personas diagnosticadas con covid en Mendoza está en una "meseta alta", es decir con muchos casos diarios pero que no crecen intempestivamente. Al mismo tiempo las camas de terapia intensiva están al límite y la cantidad de personas que fallecen también preocupan.

Desde el Ministerio de Salud esperan que una de las estrategias implementadas con la prevención descomprima a mediano plazo esa tensión y también baje la mortalidad. Se trata de la apertura de la vacunación a otros grupos que no tienen que ver solamente con la edad. 

Es lo que ocurrió con la vacunación de las personas mayores de 40 años con obesidad. Ese problema de salud es uno de los prevalentes dentro de las personas a quienes se les complica el cuadro. Haber abierto la vacunación a ese sector creen que evitará internaciones y hasta muertes. La respuesta a esa estrategia ha sido positiva, al menos con las dosis disponibles. En total se anotaron 25.724 personas y 22.082 ya fueron vacunadas. Es decir un alcance del 86% respecto a la población anotada. Vale recordar que la vacunación es voluntaria.  

"Hay acciones que apuntan a mejorar la situación. Mucha gente mayor de 40 se han vacunado y eso va a tener efectos porque la intención es bajar el riesgo", explicó Oscar Sagas, subsecretario de Salud

La estrategia

También fueron incluidas personas con otras enfermedades, como diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedad renal crónica,  EPOC, fibrosis quística, enfermedad intersticial pulmonar, asma grave y cirrosis. El problema es que esa estrategia depende de la disponibilidad de dosis de las vacunas, algo que es poco previsible.

Al principio en Mendoza se vacunó solo al personal de salud. Luego se priorizó a las personas mayores de 70 años y de a poco se liberaron edades más bajas y se sumaron personas con comorbilidades, más allá de la edad.  Hasta ahora, según el monitor de vacunas del Gobierno nacional, han llegado a la provincia 466.803 vacunas. Y hay 336.130 personas que han recibido al menos una dosis. Solo 50.104 personas tienen el esquema completo. 

El mayor riesgo de muerte está en personas de edad avanzada. El promedio de edad de los fallecidos es de 72 años, mientras que el promedio de edad de las personas enfermas es de 42 años. Los jóvenes que tienen comorbilidades llegan a enfermarse de manera más grave y demandan internación por más tiempo. La vacunación apunta a bajar esa tensión. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?