Alfredo Leuco apuntó contra Cristina Kirchner por sus joyas

Alfredo Leuco apuntó contra Cristina Kirchner por sus joyas

El periodista abrió una nueva editorial en su programa Palabra de Leuco, del canal LN+, con una serie de acusaciones y críticas contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por reutilizar sus famosas joyas en la apertura de sesiones del Congreso y reveló algunos puntos oscuros.

MDZ Política

MDZ Política

El periodista Alfredo Leuco abrió una nueva editorial en su programa Palabra de Leuco, del canal LN+, con una serie de acusaciones y críticas contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por reutilizar sus famosas joyas en la apertura de sesiones del Congreso y reveló algunos puntos oscuros en torno a ellas.

Luego de hacer referencia al episodio protagonizado por el diputado opositor Fernando Iglesias cuando le gritó a Fernández de Kirchner mientras ingresaba al recinto, Leuco señaló que "es muy fácil de probar la reaparición de las lujosas y carísimas joyas que Cristina no utilizaba hace más de 5 años", y remató: "La exitosa abogada que nunca ganó un juicio pero lo perdió varias veces, y que cobra fortunas con dos jubilaciones de privilegio más un sueldo como vicepresidenta, esta vez se puso pulseras, anillos, aros y collares. Se siente impune. Un fiscal le podría pedir las facturas de esas joyas y preguntar por qué motivo no las registró en su declaración jurada".

En ese sentido, el conductor recordó una investigación de la revista Noticias en la que se reveló que la ahora vicepresidenta posee joyas valuadas en un millón de dólares y que "es un mecanismo muy habitual a la hora de lavar dinero". "La cantidad y variedad de collares de perlas blancas y doradas es asombrosa, digna de una megamillonaria. Un experto tasador dijo que, solamente el collar que llevaba puesto ayer, cuesta alrededor de 25 mil dólares", añadió.

"Si Horacio Verbitsky no hubiera abandonado su oficio de periodista, hubiese titulado este escándalo como 'Joyas para la corona', parafraseando aquel libro que escribió sobre la corrupción menemista titulado 'Robo para la corona'. En este caso, creo que la Justicia y la opinión pública todavía no han tomado verdadera dimensión de esta realidad", consideró.

Retomando la investigación de Noticias, Leuco indicó que la misma "afirmaba que desde que murió su marido Néstor Kirchner, la jefa del Estado compró alrededor de un millón de dólares por año en lujosas joyas al contado y en negro'. Esto me parece mucho más grave que la ruta del dinero K y de la corrupción de estado de la familia Báez y la familia Kirchner, peor que las maniobras insólitas y groseras que hicieron en la cadena de hoteles Kirchner Resorts all Inclusive".

"¿Sabe por qué? -se preguntó- Porque en este caso la única implicada en forma directa es Cristina. No hay cómplices ni testaferros, sino que hay un delito cometido directamente por Cristina. Y no hace falta pedir el levantamiento del secreto bancario en Suiza ni en las Islas Seychellles, alcanza con que un fiscal con agallas convoque a la jefa del estado y le haga dos preguntas sencillas con las fotos de la revista en la mano: ¿Estas joyas son suyas, doctora? ¿Quién se las prestó? ¿Si las compró me podría mostrar las facturas? ¿Están los movimientos bancarios de extracción de las cuentas para semejante gasto? Y, finalmente, si todo esto es así: ¿por qué no las incluyó en su declaración jurada patrimonial como es su obligación para cumplir con la ley de ética pública? Son inquietudes simples que tienen respuestas más simples todavía", detalló.

En esa línea, Leuco prosiguió con sus interrogantes: "¿El hermoso collar de perlas grises South Sea con cierre de oro blanco y pavé de zafiros lo compró con un honorario como abogada exitosa? Según el catálogo de la joyería Jean Pierre, cuesta más de 100 mil dólares y no se producen en la Argentina. ¿Fue su pasado de arquitecta egipcia el que le permitió adquirir ese collar de perlas blancas con cierre de oro 18 kilates y brillantes que vale 120 mil dólares? ¿Y esa maravilla de perlas en dos gamas de dorado que también cuesta 120 mil dólares o el otro de perlas gris oscuros mezclado con perlas plateadas de otros 100 mil dólares los compró con un crédito de Procrear, en cuotas con el Ahora 12 o con ahorros propios? Y ni qué hablar de los aros con incrustaciones de piedras preciosas, de los prendedores y los anillos ni del reloj Rolex President que vale 25 mil dólares". 

"Esto es malversación de fondos, evasión impositiva agravada, y ocultamiento de patrimonio. La vicepresidenta tiene que probar que no es culpable y debe rendir cuentas ante la opinión pública y ante la Justicia", señaló.

"Las joyas de la reina Cristina son joyas de la corona. No sería grave si viviéramos en una monarquía, pero vivimos en una democracia. No es en contra de Cristina: es a favor de la transparencia y la honradez en el manejo de los fondos públicos. Todos los delitos del poder son intolerables. Pero hay algunos que producen asco", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?