Comercio internacional

Cuestionan los anuncios del gobierno al respecto de la llamada "nueva ruta de la seda"

La política exterior de nuestro país parece no apuntar ni a Washington ni a Beijing, con lo cual Argentina queda en una especie de limbo.

José Luis Jacobo
José Luis Jacobo viernes, 31 de diciembre de 2021 · 15:28 hs
Cuestionan los anuncios del gobierno al respecto de la llamada "nueva ruta de la seda"
Foto: cronista.com

Tanto los medios afines al gobierno como la agencia del Estado daban recientemente aire a una serie de anuncios del embajador argentino en Beijing donde se señalaba la inminente incorporación de Argentina al programa de expansión chino conocido como la "nueva ruta de la seda". Al respecto, el analista internacional y experto en temas del gigante asiático, Patricio Giusto, brindó una entrevista a la FM 99.9 de Mar del Plata, desmintiendo estos conceptos.

"Esto de la adhesión a la nueva ruta de la seda es sólo un tema. Más de 12 veces entre el Canciller, el Embajador y el Presidente dijeron que nos vamos a sumar a este proyecto y una vez que lo hacen pueden recibir mayores inversiones por parte de China además de otros beneficios comerciales y financieros. La excusa por la cuál todavía no lo hicimos es porque el presidente no pudo viajar a China y es algo poco probable en este contexto del covid", aseguró Giusto.

Pero la incorporación de Argentina al programa expansionista chino no es el único anuncio que quedó en el aire: Giusto señaló otros proyectos muy interesantes que tampoco han avanzado en lo más mínimo: "Están parados los proyectos de la cuarta central nuclear, las inversiones porcinas, se afectó mucho el comercio de la carne con el cepo absurdo, se estatizó la hidrovía…son todas medidas que asustaron a los intereses que se habían generado. Se podría haber capitalizado todo esto en un contexto mundial muy complicado cuando China fue prácticamente el único actor con intereses importantes para cooperar con Argentina".

En su descarnado análisis, Giusto derriba los anuncios que, como mitos fundacionales, se vienen realizando: "Argentina está en condiciones de negociar, pero nuestra diplomacia es tan endeble y la política exterior cuanto menos errática, que hace que no profundicemos con China pero tampoco mejoramos la relación con Estados Unidos". Ergo ni con Washington ni con Beijing. Alejados de EEUU y cortejando a China sin dar pasos en firme, en medio aparecen los sectores de izquierda que, cada vez que se avanza en un proyecto que puede significar la creación de fuentes laborales para nuestro país y un acuerdo comercial de importancia, empiezan a hacer protestas y a decir que se quiere matar al planeta, o conceptos similares. Como ejemplo, Giusto puso el caso de las granjas porcinas: "El presidente se sacó una foto hace un año con los ambientalistas veganos pero no se explicó porque se sacaron esa foto y por qué el acuerdo naufragó, no se transparentó lo que se estaba discutiendo o si había dudas respecto al tema ambiental. Por lo que yo sabía esto venía con una tecnología de punta que era la misma que se usa en Europa. Se meten estos discursos pero hay mucha improvisación y mala gestión de nuestra parte para que estos proyectos interesantes naufraguen".

Archivado en