Escrito en chino: cómo está formada la empresa que postula por Portezuelo

Escrito en chino: cómo está formada la empresa que postula por Portezuelo

El oferente único que postula para hacer Portezuelo es liderado por empresas chinas. Qué roles tendrá cada firma.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

El único oferente para hacer la obra Portezuelo del Viento está integrado por cuatro empresas que tienen roles ejecutivos y "políticos" definidos. El proyecto estará en manos chinas: la empresa Sinohydro será el líder del consorcio y tendrá a cargo la responsabilidad de responder ante la propuesta. Es una firma estatal china que en Argentina tiene otros proyectos, como la represa El Tambolar en San Juan. El pliego obliga a que el líder tenga una participación del 40% en el consorcio. Pero en el consorcio también hay otro conocido grupo oriental.  Se trata de "China Gezhouba Group Corporation", otro gigante que tiene a su cargo la construcción de la represa "Néstor Kirchner" en Santa Cruz y que ha sido motivo de diversos conflictos. 

La otra empresa clave en el consorcio es la mendocina IMPSA. La firma tendrá a cargo el sistema hidroeléctrico de la represa. Es un actor fundamental en el proyecto porque es la empresa que hizo el desarrollo técnico y que aporta el valor "positivo" que le da la polinómica prevista en los pliegos al ser una empresa local. IMPSA fue quien puso el sello al comprar el pliego y desarrollar la oferta. La empresa mendocina, que es líder en el desarrollo de ese tipo de tecnología, está en pleno proceso de reestructuración y en venta. 

Las otras empresas mendocinas que forman parte también son conocidas. Ceosa fue una de las empresas "preferidas" de los últimos gobiernos. En Mendoza tuvo a cargo la mayoría de las obras públicas (incluido el estadio cerrado), tuvo una relación particular con Irrigación y también con el Gobierno nacional (le adjudicaron desde proyectos Procrear, hasta tendido de fibra óptica). En los últimos años también tuvo serios problemas financieros; tanto que estuvo obligada a cederle al Banco Supervielle muchos de sus bienes para no caer en problemas mayores. Obras Andinas es una empresa del grupo Álvarez que no tiene antecedentes de peso como para hacerse cargo sola de una obra de esa magnitud, aunque sí creció en la participación de obras públicas. Construye la cárcel Cacheuta II y antes tuvo participación en la realización de la línea eléctrica Comahue Cuyo. Sus propietarios fueron parte de otros negocios con el Estado, como contratos petroleros, y también estuvieron a cargo de la principal distribuidora eléctrica, Edemsa. 

El consorcio fue bautizado como "Malal Hue" y no tendrá competencia en el proceso. En agosto se conocerán las ofertas técnicas, es decir cómo se hará la obra y si hay proyecto alternativo. Y en noviembre se hará pública la oferta económica, es decir cuánto saldrá Portezuelo del Viento y sus obras complementarias. El presupuesto oficial ronda los 850 millones de dólares. Pero no habrá puja, por lo que el precio será el que oferte la UTE y solo lo puede desestimar el Estado local en caso de no creerlo conveniente. 

Ahora resta ver la red de contrataciones prevista por "Malal Hue". Es que el propio pliego exige que haya un sistema de asociación para permitir que haya diversificación. La UTE promete una red de "más de 50 Pymes". Pero la forma de sumarlas es clave. Es muy diferente el criterio si las empresas son "subcontratistas o proveedores nominados", es decir que son parte del grupo, o solo subcontratistas. 

Las obras

IMPSA tendrá a cargo la parte hidroeléctrica. CEOSA y OASA podrían desarrollar la parte "civil" de la obra, que incluye tres rutas, líneas de transmisión y subestaciones y hasta la construcción de un pueblo nuevo. Las chinas Sinohydro y CGGC son las que aportaron la llave para liderar el proyecto: son las que cumplen con el requisito de tener como antecedente haber hecho represas "de Concreto Compactado a Rodillo". "El consorcio trabajó durante diez meses en la preparación de su oferta. Participaron 100 personas, con una inversión de más de U$S 2 millones de dólares", explicaron desde el consorcio. 

Ahora hay varios frentes a resolver. Uno tiene que ver con el plano político y cómo se tomará que haya un solo oferente para la obra. Ese dato puede jugar en contra en el marco de la pelea que hay con la Nación y las provincias vecinas. Si bien la obra es netamente provincial, no es un buen antecedente. Al haber oferente único también genera dudas cuál puede ser el costo de la obra y el valor real. Y el último punto de tensión es cómo se generará la conexión entre las empresas a subcontratar. 

Portezuelo del Viento tiene un presupuesto oficial que ronda los 840 millones de dólares. Mendoza tendrá disponibles para la ejecución 1023 millones de dólares, siempre y cuando la Nación cumpla con los pagos. El problema es la falta de competencia para conocer el precio real de la obra. Es decir el costo, y no el precio que le ponga el único oferente. 

La represa será de hormigón compactado a rodillo, con una altura de 185 metros. El embalse tendrá 2 mil hectómetros cúbicos de agua, es decir casi 4 veces más que el dique Potrerillos. 

La obra fue elegida por Mendoza como forma de resarcimiento por los perjuicios que generó la promoción industrial ejecutada en provincias vecinas. La Provincia demandó a la Nación y antes de que se emitiera un fallo favorable para que Mendoza sea indemnizada, se hizo un acuerdo extrajudicial para que en vez de dinero, la Nación pagara una obra. Portezuelo del Viento fue el trabajo elegido. El acuerdo lo firmaron Néstor Kirchner y Julio Cobos en 2007. Pero recién en la gestión anterior Alfredo Cornejo y Mauricio Macri hicieron ejecutivo el convenio para que se pagaran 1.023 millones de dólares a Mendoza para hacer Portezuelo del Viento u otras obras hídricas. Hasta ahora se pagaron tres cuotas de ese plan y a mediados de este mes debe hacerse efectivo el cuarto desembolso. En el medio, el presidente Alberto Fernández debe decidir en el marco del COIRCO si le da la razón a Mendoza o a las otras cuatro provincias para que se vuelva a hacer el estudio de impacto ambiental regional.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?