Cómo será el #13A, el día después de la cuarentena

Cómo será el #13A, el día después de la cuarentena

El Gobierno recibió propuestas de distintos sectores para enfrentar la salida del aislamiento obligatorio. Podrían habilitar actividades paulatinamente. Qué dice el documento enviado por empresarios.

MDZ Política

MDZ Política

El agotamiento y la aguda crisis económica y social que genera el aislamiento son algunos elementos que presionan al Gobierno para buscar alternativas para el día después de la cuarentena.

Lo ocurrido el viernes en los bancos es una señal: la extrema necesidad de muchas personas por acceder a los recursos y las carencias para brindar algunos servicios básicos. El presidente Alberto Fernández recibió un documento de referentes del ámbito económico, académico y social donde se esbozan algunas propuestas para el #13A, es decir el día después de la cuarentena.

Antes, el propio Presidente fue anfitrión en Olivos a gremialistas y empresarios. El dilema es cómo salir del estancamiento sin arriesgar la salud de la población, sabiendo que, a diferencia de lo que ocurre en otros países, los recursos del Estado no alcanzan para amortiguar  el impacto. Los gobernadores también van en la misma sintonía y por eso, por ejemplo, hay varios que ya analizan cómo flexibilizar las restricciones a las actividades económicas.

El plan propuesto por distintos sectores busca cortar el aislamiento obligatorio generalizado, pero no "liberar la calle". Y apunta a medidas sanitarias para no bajar la guardia y económicas para, de a poco, reactivar la economía. En ese sentido, se propone mantener el aislamiento para algunos sectores, masificar testeos y controles médicos y garantizar asistencia. Para que haya movimiento económico piden que abran los bancos, que haya asistencia a las empresas, permitir el pago de impuestos con bonos y también medidas que incomodan: un ajuste en el gasto político del Estado. 

Ese documento también traza una oportunidad: el mundo también tendrá "un día después" y, creen, habrá un crecimiento de la demanda de recursos, sobre todo materias primas que Argentina exporta. Por eso plantean políticas para "estar preparados" para aprovechar esa futura chance. 

La salud

Todo apunta a que el 13 de abril no habrá una prórroga "lisa y llana" de la cuarentena. La duda es qué servicios, personas y actividades se permiten. Los bancos, la justicia y algunas oficinas claves del Estado es probable que abran, aunque con restricciones. 

Los empresarios y actores sociales que enviaron el documento al Presidente apuntan a que es necesario mantener alta la guardia sanitaria. En ese sentido, proponen que haya testeos masivos, controles sanitarios (con certificados médicos y control de temperatura) y aplicar nuevas tecnologías para el control. Lo mismo, aseguran que es necesario reglamentar el distanciamiento social sin que se siga forzando el aislamiento obligatorio generalizado. 

Por eso proponen desde mantener los cupos en el transporte público, hasta el uso de barbijo obligatorio en distintas circunstancias. 

Los aportes de cada sector son analizados. Es casi un hecho que el 13 de abril las escuelas seguirán cerradas, que habrá aislamiento obligatorio por sectores pero que probablemente se habiliten algunas actividades.

La economía

El Gobierno anunció una serie de medidas para intentar apoyar al sector privado en medio del parate económico, pero muchas de ellas aún no están operativas. Por eso el reclamo crece. 

Entre otras cosas, desde el lunes después de la cuarentena se habilitarían al menos algunas actividades más para comenzar a volver a la producción, pero de manera paulatina. Los bancos también podrían abrir, pero solo para algunas operaciones. 

"Sabemos que lo que viene es duro. Y también sabemos que la única salida es trabajando todos juntos. Cada nuevo día es una nueva oportunidad y un nuevo desafío. El diálogo es la herramienta fundamental de una sociedad. Entre tantas desventajas que tiene esta cuarentena, una ventaja es que nos da el tiempo de reflexionar. Tenemos que sentirnos inspirados en cada médico y cada enfermera para hacer de esa reflexión y del diálogo un vehículo para la Argentina que viene. Este es nuestro humilde aporte en ese sentido", dice el documento enviado por los empresarios al Presidente, según consigna el diario La Nación.

Las propuestas que se hicieron en ese texto apuntan también a bajar la presión impositiva en los primeros meses y tener en cuenta otras modalidades de pago. Una de ellas tiene que ver con aceptar bonos para pagar impuestos y postergar vencimientos hasta finales de junio. También solicitan otras medidas técnicas como aceptar "cheques posdatados" que sean respaldados por un fideicomiso especial y evitar así los perjuicios de la gran cantidad de cheques que llegarán rechazados. 

Una de las medidas más polémicas que se solicita desde el sector privado tiene que ver con la reducción de gasto público, en especial lo surgido desde la política. Allí piden una reducción drástica del gasto para acompañar la "austeridad" obligada del sector privados. Desde recorte de asesores, viáticos, viajes y privilegios, hasta la reducción de algunos subsidios. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?