Suarez licita la ruta que "salva" la obra pública

Suarez licita la ruta que "salva" la obra pública

Mañana se conocerán las ofertas por el segundo tramo de la ruta 82. Es una de las obras que logró zafar del cepo impuesto al endeudamiento.

MDZ Política

MDZ Política

El Gobierno avanza mañana con la licitación de la ruta que "salva" la obra pública en un momento de vacas flacas. Se trata de la segunda etapa de la Panamericana (Ruta  82. Se trata del único proyecto aprobado por ahora del paquete que la Provincia presentó ante el BID. El resto aún espera autorización de la Legislatura para avanzar.

Mañana se abrirán los sobres para conocer las empresas interesadas en la ejecución de los trabajos junto a sus antecedentes técnicos y sus respectivas propuestas económicas.

La obra tiene un presupuesto oficial de  1.900 millones de pesos. La modernización de la ruta 82 tiene como base el respaldo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), además de recursos provinciales, e implica brindar nuevas condiciones de tránsito a más de 25 mil vehículos que a diario se desplazan por el sector.

La obra

La Ruta Provincial 82 une el Gran Mendoza con la montaña, particularmente Cacheuta y Potrerillos, y es una de las vías turísticas más importantes de la provincia. Pero además, la zona ha tenido un crecimiento urbano enorme, en la zona del piedemonte. 

 

Actualmente, los trabajos están en ejecución en un primer tramo que se extiende desde la rotonda de calle Ugarte hasta la calle Bajada de la Cuesta, sector conocido como “bajada de los caracoles”, en Luján de Cuyo.

En el área se está construyendo una doble vía que incluirá un cantero central verde, nuevas banquinas, nuevo sistema de luminarias LED y una ciclovía que estará ubicada en el lateral Este de la traza, empalmando con el circuito que proviene del Parque General San Martín, entre otros avances.

La segunda etapa se extiende desde la finalización del Corredor del Oeste (sector conocido como “la tijera”) hasta la intersección con calle Gobernador Ortiz.

El tramo consta de 8,16 kilómetros y comprenderá la remodelación del intercambiador denominado “la tijera”; la construcción de un nuevo intercambiador a distinto nivel en las inmediaciones de calle Besares; la construcción de un intercambiador en las inmediaciones del ingreso al Colegio San Jorge -proyectado en función del desarrollo de la zona y de los nuevos barrios allí ubicados- y la remodelación de los actuales intercambiadores de las calles Pueyrredón y Guardia Vieja, entre otros detalles.

Los problemas financieros de la provincia y el país frenan los proyectos de obra pública y por eso toda la expectativa está puesta en la posibilidad de contraer créditos con organismos internacionales, en particular con el BID. En ese sentido, el Gobierno pidió autorización a la Legislatura para avanzar en tres obras: el sistema de tratamiento re residuos urbanos, la doble vía a Rivadavia y el acueducto ganadero. 

En el Presupuesto Suarez pidió autorización para endeudarse en 300 millones de dólares para obras.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?