Presupuesto 2021: atado a la Nación y pensando en la pospandemia

Presupuesto 2021: atado a la Nación y pensando en la pospandemia

El Gobernador envió el proyecto de Presupuesto 2021 sin comunicar las pautas básicas. Las tres leyes fundamentales apunta, según aseguran, a la economía pos pandemia.

MDZ Política

MDZ Política

El gobernador Rodolfo Suarez tiene una obsesión por el cumplimiento de las formalidades. Por eso ayer presentó en "mesa de entradas" el proyecto de Presupuesto 2021; lo hizo sin previo aviso y a las corridas para cumplir con la letra fría de la ley que dice que hay que hacerlo hasta el 30 de septiembre. Pero en el Ministerio de Hacienda trabajaban durante la madrugada para llegar a tiempo a lo más importante: explicar de qué se trata el "plan de gestión" para el año que viene. 

El  Gobierno rompió todas las previsiones y no informó ni siquiera cuánto piensa gastar durante el 2021, esperando a la presentación que hará hoy Lisandro Nieri. Pero sí hay algunas pautas generales que le dan el enfoque a lo que Suarez quiere hacer. La pandemia seguirá siendo el eje de las políticas públicas, pero con la ilusión de que haya recuperación. Por eso, explican en Hacienda, las tres leyes fundamentales de la gestión apuntan a generar incentivos para reactivar la economía: beneficios fiscales, ayudas económicas y estrategias políticas. 

El otro dato clave es que se mantiene el equilibrio corriente. Es decir que a nivel operativo se "gasta lo que se recauda". "Habrá superávit corriente. No se discute más eso. Es una política tomada desde el Gobierno anterior que se mantiene. No habrá pedido de deuda para funcionamiento", explicaron. "Hay un énfasis en los estímulos para le economía post pandemia", agregaron. 

La dependencia de la Nación se mantiene. En cuanto a recursos y también en las líneas gruesas del Presupuesto. Por eso, como ocurre con la pauta nacional, el proyecto tiene un grado de relatividad importante: gastos, recursos y crecimiento se calculan en base a los supuestos que la Nación ya pautó y que muchos creen que son imposibles de cumplir. Un dólar a 102 pesos, una inflación por debajo del 30% parecen objetivos complejos de lograr.

Con la renegociación de las deudas que ocurrieron este año el Gobierno alivianó esa carga para el 2021. Hay un plazo de 6 meses de gracia con el banco Nación, se aplanó la curva de vencimientos en dólares del bono que iba a comenzar a tener aportes de capital importantes. El Gobierno volverá a pedir autorización para emitir deuda y renegociar, pero con la idea de usar esa vía solo si conviene. Este año Suarez debió emitir letras para pagar los aguinaldos. 

Los proyectos de Presupuesto, avalúo e impositiva ingresaron a una Legislatura con una agenda cargada. Desde la reforma de la Constitución, a la nueva ley de educación. Todos temas centrales. Suarez mantiene su obsesión por el cumplimiento formal de los promesas y las decisiones. Ahora tendrá la prueba para hacer realidad esas ideas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?