La justicia resolvió la causa por el "escrache" a jóvenes mendocinos por violencia

La justicia resolvió la causa por el "escrache" a jóvenes mendocinos por violencia

Una joven mendocina hizo un escrache en Twitter contra supuestos "abusadores". La joven se retractó. Pero el juez fue más allá y pidió un seguimiento de cada uno de los afectados. 

La denuncia pública realizada por la acrtriz Thelma Fardín contra Juan Darthes por violación generó una repercusión enorme. Y desde entonces hubo una catarata de denuncias en distintos ámbitos; algunas judiciales y otras a modo de escrache en redes sociales. En Mendoza una joven de 20 años usó la red Twitter para “escrachar” sin ninguna prueba a jóvenes por supuestos abusos. Solo los nombraba, sin tener en cuenta ningún proceso judicial. El tema explotó y los afectados fueron a la justicia.

El caso tuvo una resolución en estos días cuyo eje fue el “cese del daño” y el reconocimiento del error por parte de la mujer que había ejecutado el escrache. Pero la historia no terminó allí, pues el propio juez encomendó un seguimiento del caso para evitar que vuelva a suceder y que las personas involucradas sean revictimizadas.

“ABRO HILO CON MACHOS/ABUSADORES DE MENDOZA”, decía el mensaje en Twitter abierto por la usuaria @Toti_Coria. Y a ello le siguió una catarata de mensajes con nombres de adolescentes y jóvenes de Mendoza que se reprodujeron en el formato de lista. La repercusión fue inmediata y los afectados presentaron una demanda para que termine el daño.

La joven que inició el conflicto borró los mensajes y hasta el perfil de Twitter. Y ofreció pedir disculpas públicas a través de los mismos medios desde los que había generado el escrache. Le dijeron que no para no “reflotar el tema” y hubo varias audiencias de conciliación donde, incluso, se profundizó más allá del caso puntual y avanzaron sobre los conflictos que generan el uso irresponsables de las redes sociales, pero también el contexto de revalorización de los derechos de la mujer por ser víctimas de violencia de género.

Por eso el juez del Primer Juzgado de Gestión Asociada también fue más allá. “Entiendo que en el caso de autos, el hecho de que la demandada haya borrado su hilo Twitter, torna abstracta la cuestión a resolver en esta causa, y sabido es que los jueces no resuelven sobre cuestiones abstractas sino con intereses legales concretos”, explica. Y luego ordena una serie de medidas preventivas y de seguimientos para los afectados.

“Como “medida de protección” se encomienda a las abogadas patrocinantes de las partes como auxiliares de la justicia, el acompañamiento y observancia por el término del presente año calendario con informe mensuales respecto del estado de salud y problemática de re-victimización de los jóvenes en relación a los informe especiales que tengo y el problema de salud que han denunciado y manifestado”, ordena el juez. Además, piden que el seguimiento lo haga la Dirección de la Mujer, Género y Diversidad.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?