Condenaron a un empresario de juegos ilegales que coimeaba a jueces

Condenaron a un empresario de juegos ilegales que coimeaba a jueces

El hombre de 48 años, que tenía permisos lícitos para la explotación de juegos de azar en Formosa, Misiones y Paraguay, aportaba dinero a campañas políticas en Santa Fe. Ahora tendrá que pagar una multa de 47 millones de pesos y cumplirá la condena en una clínica psiquiátrica.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Leonardo Peiti, un capitalista de juego clandestino aceptado como imputado arrepentido en una causa en la que declaró haber pagado coimas a jueces y fiscales y aportado dinero a campañas políticas en Santa Fe, fue condenado hoy a 3 años de prisión efectiva y al pago de una multa de 47 millones de pesos como organizador de una asociación ilícita y por cohecho, informaron fuentes judiciales.

El hombre de 48 años, que tenía permisos lícitos para la explotación de juegos de azar en Formosa, Misiones y Paraguay, fue condenado en un juicio abreviado en el que cinco fiscales acordaron con su defensa una pena de 6 años, la cual fue reducida a la mitad por su aporte como colaborador. El acuerdo fue homologado por el juez penal de Rosario, Rafael Coria, y acumuló casos similares de explotación ilegal de juego en las ciudades santafesinas de Melincué, Rafaela y Reconquista.

Como resultado del proceso abreviado, Peiti cumplirá la condena en la clínica psiquiátrica de Rafaela en la que hasta ahora estuvo con prisión preventiva, y deberá pagar una multa por lavado de activos –provenientes del juego ilegal- por más de 47 millones de pesos.

Según la sentencia, también se le decomisaron 19 terrenos de su propiedad en un barrio abierto de las afueras de Rosario y una camioneta Toyota Hilux.

El rastro de "Los Monos"

La investigación a Peiti, a la que los fiscales rosarinos Matías Edery y Luis Schiappa Pietra llegaron a partir de la pesquisa de un homicidio ligado a la banda narco "Los Monos", tiene ramificaciones políticas y judiciales.

Por esa causa fue condenado, también en un procedimiento abreviado, el exfiscal Gustavo Ponce Asahad, por recibir coimas del capitalista de juego ilegal a cambio de no perseguirlo y pasarle información sobre investigaciones en su contra. También está imputado con prisión preventiva el exfiscal Regional de Rosario, Patricio Serjal, a quien de acuerdo a la investigación Peiti le pagaba –a través de Ponce Asahad- entre 4 y 5 mil dólares mensuales a cambio de protección judicial.

Un excomisario, Alejandro Torrisi, es otro de los imputados que firmó un juicio abreviado como parte de la asociación ilícita liderada por Peiti, que se encargaba de las relaciones policiales y de recaudar el dinero de las salas de juego clandestinas.

Según la sentencia, el objeto de la organización criminal iniciada al menos en 2017 fue "usufructuar el dinero ilícito proveniente de la recaudación generada por una red de casas de juegos de azar ilegal y/o apuestas efectuadas por medios electrónicos, todos ellos sin contar con la autorización" oficial.

En su tercera declaración ante los fiscales, ya como imputado arrepentido, Peiti expuso su presunta relación con el senador provincial Armando Traferri, a quien dijo que le dio 250.000 dólares para una campaña electoral. Los fiscales aseguraron que comprobaron con otra evidencia algunos de esos encuentros, por audios secuestrados en los teléfonos de Peiti y por el impacto de las antenas de telefonía celular.

De acuerdo al testimonio, los aportes tenían por objetivo que el senador colaborara en el acceso de Peiti a un permiso de juego en línea legal en la Lotería de Santa Fe. También declaró que pagó a otros dos legisladores, por medio del secretario legislativo del Senado provincial, el fallecido Ricardo Paulichenco, para poder explotar salas de juego clandestino en sus departamentos.

En esos casos los aportes no fueron en persona sino a través del funcionario fallecido, pero aseguró que luego de los pagos no tuvo más inconvenientes con sus salas clandestinas.

Al mismo tiempo, Peiti declaró que en tres ocasiones le dio mil dólares a un juez de Reconquista y contó: "Colaboré con él pero no porque el hombre me haya pedido, yo acostumbraba a dar obsequios a cambio de…favor con favor se paga".

Como desprendimiento de la misma causa, también fueron imputados el exsecretario de Legal y Técnica del municipio de Villa Gobernador Gálvez, José Fernández Chemes, que era abogado de Peiti; y el exconcejal rosarino y expiloto de automovilismo, Oscar "Popy" Larrauri, por lavado de activos a través de maniobras de compra-venta ficticias de terrenos del capitalista de juego, que buscaba blanquear patrimonio adquirido con recursos ilícitos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?