"Se me fue la mano", la confesión de un hombre que mató a su pareja

"Se me fue la mano", la confesión de un hombre que mató a su pareja

Un hombre fue detenido y acusado de estrangular a su pareja y arrojar el cuerpo en una zanja. Cuando lo capturaron se quebró y confesó el hecho. "Se me fue la mano", le dijo a los policías luego de brindar detalles del femicidio.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un hombre fue detenido y acusado de asesinar a su pareja y arrojar el cuerpo en una zanja en la localidad bonaerense de El Talar, en Tigre. Cuando lo detuvieron el hombre confesó el hecho y le dijo a la Policía: "Se me fue la mano". La víctima tenía 27 años y era madre de un nene de 4.

Un llamado al 911 informó que el interior de una zanja, ubicada en el cruce de las calles 25 de Mayo y Las Violetas, habían arrojado el cuerpo de una joven. El cuerpo estaba boca abajo, sin zapatillas ni celular, pero con un bolso y el DNI. Gracias a esto lograron identificarla como Magalí Noelia Gómez. La víctima trabajaba en el Parque de la Costa.

El cuerpo tenía moretones y marcas de haber sido estrangulada, aunque los investigadores aguardan el resultado de la necropsia para confirmar la causa de la muerte.

Mientras la Policía realizaba las pericias en el lugar, la pareja de Gómez y su concuñado se acercaron, ambos llorando, y afirmaron que un vecino les había avisado. Pero cuando los pesquisas comenzaron a interrogar al hombre notaron que tenía varios arañazos en su cuerpo, por lo que fue trasladado ala comisaría.

Pérez tenía varias marcas en su cuerpo

En el lugar el hombre, Agustín Pérez de 38 años, se quebró y dijo que era el autor del femicidio y que cuando la llevaba al trabajo discutieron dentro del auto, la mató y luego descartó el cuerpo.

"Se me fue la mano", fue lo que declaró ante los uniformados.

El hombre fue imputado por femicidio y quedó detenido. El fiscal analiza las cámaras de seguridad donde se ve el auto a metros de donde apareció el cuerpo de Magalí.

Una de las hipótesis que manejan los pesquisas es que el faltante de las zapatillas y del teléfono celular de la víctima se debe a que el autor del femicidio pudo haber querido montar una escena de robo para desviar la investigación.

El auto donde habría matado a la joven



En tanto, respecto a la escena del crimen, los investigadores quieren establecer si el femicidio ocurrió en la casa donde convivía la pareja y que, luego, el hombre trasladó el cuerpo hasta el lugar del hallazgo, o si bien la estranguló en el auto y descartó el cadáver en el zanjón.

Esta segunda hipótesis es la más firme para los investigadores, porque ya declararon vecinos que dijeron haber visto a Pérez lavando su Fiat Siena cerca de las 10.30 de esta misma mañana, posiblemente para borrar huellas.


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?