Vendimia sin reina: ¿es realmente una Vendimia?

Vendimia sin reina: ¿es realmente una Vendimia?

Sin bien este año, debido a la pandemia, se postergó la elección de las reinas que nos representan en el mundo, el hecho de elegir a una mujer a modo de concurso todavía se discute. Pero una Vendimia, ¿es realmente una vendimia sin reina? 

Muriel Del Barco

Muriel Del Barco

Este año, en materia de Vendimia, también quedará plasmado en los libros de historia el hecho de haber postergado la elección de la Reina Nacional de la Vendimia. Es que todo fue particular, diferente y atípico. Y aunque las decisiones fueron por fuerza mayor, el pueblo debate acerca de este cambio que promete cambiar la imagen de la mujer en la sociedad. 

Si bien la Vendimia es la celebración del vino nuevo, los rituales que giran alrededor de ella, hacen de esta fiesta una experiencia de la cual disfrutan no solo los mendocinos, sino también los turistas. Las danzas, los carruseles, grandes banquetes, músicos, artistas y mujeres bellas dispuestas a portar el nombre de la provincia por donde quieran que vayan. 

Pero, ¿qué es lo que hace de esta fiesta algo tan particular? Uno de esos condimentos es la tan polémica elección de la reina. Elegir, a modo de concurso, una mujer que pueda representar a los mendocinos en el mundo es todo un suceso que invita a participar al pueblo de una forma activa. Pero, cada vez somos más las mujeres que luchamos para erradicar la antigua imagen de las féminasEs decir, una mujer estereotipada. 

El desafío está justamente en saber combinar la tradición con los nuevos paradigmas sociales. Y las mujeres también podemos ocuparnos de ello. Sin ir más lejos, la Reina Nacional de la Vendimia 2020 -y también lo será durante todo el 2021- Mayra Tous compartió con nosotros una frase que quedó resonando en mi cabeza. “Justamente estamos experimentando una Vendimia sin elección de reina y falta el color en las calles y el espíritu festivo". 

"Sin reina desaparece la alegría y gran parte de nuestra tradición", opinó.

"De todas formas este presente es una gran oportunidad para hacer grandes cambios y cosas por Mendoza", concluyó. 

Y aunque un sinfín de personas, incluidas reinas, están luchando por erradicar este rol en Mendoza, otros tantas buscan transformar esta figura. La única certeza que tenemos en la vida es el cambio y las tradiciones actúan cómo espejos de lo que el pueblo justamente está cambiando. 

Por ende, estamos cambiando y también estamos celebrando. El desafío es, entonces, fusionar el poder femenino con las tradiciones que tan felices nos hacen.

Aunque no tenemos ningún tipo de certeza de cómo continuará la historia vendimial, sabemos que las mujeres no necesitamos ni capa,ni corona, ni un voto popular que nos proclame "reinas". Lo que necesitamos son más mujeres en el poder para lograr transformar esa imagen trivial y superficial que tienen de nosotras. Pero jamás enfrentadas, ¡siempre unidas!

¡Feliz Vendimia para todos y por más mujeres al poder!

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?