Fernández Sagasti, la dueña de la llave en el peronismo

Fernández Sagasti, la dueña de la llave en el peronismo

La senadora nacional ha tenido un rol determinante a la hora de completar casilleros en el amplio armado del organigrama nacional. Su estrella brilla con fuerza en Buenos Aires, donde no solo cuenta con el madrinazgo de Cristina Fernández.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

Anabel Fernández Sagasti ha dejado de ser la joven militante de La Cámpora con banca en el Congreso. A fuerza de trabajo territorial, armado y vínculos, se ha convertido en la persona más influyente del peronismo mendocino y lo ha demostrado en los dos meses de gobierno de Alberto Fernández. Hoy es la dueña de la llave maestra, esa que abre puertas, destraba conflictos e incluso permite ingresos de personal.

La senadora nacional demostró un poder importante en Mendoza al vencer en las elecciones primarias a Alejandro Bermejo en la carrera por la gobernación. Lo hizo de la mano de un aliado de perfil bajo pero dueño de una influencia singular puertas adentro del PJ: el exvicegobernador Carlos Ciurca. Juntos, diagramaron la renovación del peronismo mendocino y de a poco avanzaron casilleros y rompieron estructuras históricas que comienzan a perder fuerza.

Pero la verdadera fortaleza de Fernández Sagasti, lo que la convierte en una de las figuras más influyentes de la política local, es su buena relación con la Casa Rosada. Especialmente con la vicepresidenta Cristina Fernández, pero está claro que su esfera de influencia es aún mayor.

En los últimos dos meses la senadora nacional ha demostrado con hechos la estima que le tienen a nivel nacional. Si en el pasado fue importante para que el gobierno de Francisco Pérez recibiera fondos del Banco Nación, en la actualidad parece imposible que se abra una puerta en la capital si no es golpeada por la mano de Sagasti. Todo indica que -mientras dure el equilibrio de poder entre Cristina y Alberto Fernández- la senadora nacional mendocina seguirá teniendo la llave maestra que intendentes e incluso el gobernador Rodolfo Suarez pedirán prestada.

Es que gracias a la influencia que tiene en Buenos Aires, ha logrado ubicar personas de su riñón en posiciones clave como el director regional Anses, Carlos Gallo. También consiguió que otra persona de su espacio -también cercana a Carlos Ciurca- se haga cargo del PAMI: Martín Sevilla. Pero incluso ha abierto el juego atendiendo pedidos y escuchando sugerencias para otros.

En el peronismo todos reconocen que fue Fernández Sagasti quien sugirió que Marcelo Costa sea síndico en el Banco Nación y que Martín Hinojosa se convierta en el nuevo presidente del INV. De esa forma, siendo generosa y dando lugar no solo a personas de su círculo íntimo, comienza a consolidarse como jefa dentro de un peronismo receloso.

Hasta los intendentes del PJ le agradecieron en las redes sociales la gestión para que todos pudieran sentarse en una mesa con el Ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo y coordinar la llegada de la tarjeta Alimentar a sus municipios. Martín Aveiro, Emir Félix, Matías Stevanato, Roberto Righi, Fernando Ubieta y Flor Destéfanis, todos en la misma mesa que la senadora y el ministro nacional.

Con esa foto, la legisladora dejó claro que los intendentes peronistas tendrán independencia para tender puentes con la Nación. Pero con ella como gestora. Así le quitó poder de fuego al gobernador Rodolfo Suarez y demostró que ella es la interlocutora elegida por Alberto Fernández. 

Mirando hacia atrás, la senadora nacional puede presumir de haber sembrado con paciencia allá por el año 2015 para en 2017 pelear mano a mano con el PJ tradicional en las elecciones legislativas. En el 2019 dio la sorpresa venciendo a Alejandro Bermejo y hoy la joven que en 2011 llegó al Congreso por la ventana gracias a Cristina sigue construyendo poder hasta convertirse en la jefa del peronismo mendocino.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?