JARDINERÍA

Oro puro para el jardín: el abono que resucita a cualquier planta

Un jardinero experto reveló cómo se realiza el abono casero que le da vida a cualquier planta del jardín que parezca dañada.

Napsix martes, 23 de abril de 2024 · 19:17 hs
Oro puro para el jardín: el abono que resucita a cualquier planta
Hay abonos caseros que le dan vida a las plantas Foto: SHUTTERSTOCK

Cada vez que una planta muestra signos de falta de nutrientes o poca salud, la persona que esté a su cuidado debe estar preparada para actuar. Afortunadamente, un jardinero se animó a confesar su secreto a la hora de darle vida nuevamente a las plantas marchitas, con la ayuda de un abono que actúa como “fertilizante-revitalizante”.

En ese sentido, Javier de Huerto Adictos advirtió: “Primero tenemos que actuar con lo básico, y es colocar tus plantas enfermas en la semisombra con mucha luz, pero que no tengan nada de sol directo. Intenta, también, que tengan una temperatura suave y equilibrada”.

El ingrediente estrella del abono casero revitalizante es la manzanilla, puesto que es “rica en un montón de aceites esenciales flavonoides y compuestos fenólicos que tienen propiedades muy protectoras, tanto para los humanos como, también, para el sistema radicular y físico de las plantas”, según el jardinero experto.

Mira el video de jardín

Ahora bien, para preparar el abono que resucita a las plantas, deberemos buscar manzanilla fresca o los sobres de té de manzanilla. Por otra parte, agregaremos medio litro de agua muy caliente, casi hirviendo, en un recipiente, junto con el producto de cuatro sobres de té de manzanilla, que equivalen a unos 10 gramos de manzanilla molida. Enseguida, revolvemos todo muy bien, incluso al agregar una cucharada chica de miel.

“La miel cura las raíces de las plantas y flores, y también proporciona nutrientes adicionales y estimula la actividad microbiana del suelo”, aseveró el creador de contenido para YouTube. Finalmente, vamos a mezclar una parte del concentrado con dos partes de agua, para diluir la mezcla. De esta manera, tendremos un potente abono casero de un litro y medio que podremos aplicar una vez cada dos semanas, si son plantas que están en el interior, y una vez cada cuatro días si son plantas del jardín o del exterior.

“Básicamente lo que necesitamos es que este fertilizante no se nos seque, no se nos evapore, y que pierda efectividad”, concluyó el jardinero, asegurando que se debe repetir el proceso hasta que se vea una mejoría en la salud de las plantas.

Archivado en