Muy importante: cómo saber si tu gato está enfermo

Muy importante: cómo saber si tu gato está enfermo

Las mascotas presentan síntomas muy claros al estar enfermos. Descubre cuáles son.

Napsix

Las mascotas lo son todo para millones de personas. Aquellos que son admiradores de sus animalitos de compañía, buscan que su vida sea la más placentera y saludable. Por esto, siempre que presentan un signo de enfermedad, se preocupan por conocer de qué enfermedad se trata para saber cómo conseguir una recuperación rápida. Si, en cambio, no se conocen los síntomas, será más difícil identificar el malestar del animal a tiempo. Para que esto no suceda, te hacemos saber cómo darte cuenta de que tu gato está enfermo, antes de que sea tarde. 

Cómo saber si mi gato está enfermo

  • Cambios en el apetito

Una de las principales señales de que un gato presenta una enfermedad es la falta de apetito. Si el animal también se niega a beber agua, son dos claras señales que indican que debes llevarlo de inmediato a un veterinario. En cambio, si tu mascota presenta un mayor apetito repentino también “puede ser indicador de una mayor actividad tiroidea, diabetes o problemas intestinales”, aseguran desde Purina.

  • Altas temperaturas

En caso de presentar fiebre, te darás cuenta al notar el hocico del gato seco y caliente. La temperatura gatuna ideal debe oscilar entre los 37,5º y los 39º. Si nuestro gato supera los 39º, significa que tiene un estado febril y su manto pierde brillo. Esto, a su vez, puede ser índice de alguna infección.

  • Problemas de la orina y heces

En casos de que un gato tenga algún problema renal o de vejiga, puede manifestarse con cambios a la hora de hacer sus necesidades. Por ejemplo, si el gato orina fuera de su arenero, si tiene diarrea, mancha sangre o está más de dos días sin defecar, tenemos que ir con urgencia al veterinario.

  • Vómitos y mareos

Los gatos pueden tener náuseas secas sin vomitar, un síntoma preocupante, ya que, según Experto Animal, “puede tratarse de una obstrucción estomacal o esofágica”. En cambio, si el felino vomita varias veces durante un día o dos, puede estar sufriendo una intoxicación, una infección del tracto intestinal o hasta un problema renal. 

  • Mal aliento

Si el felino presenta un fuerte aliento fétido, puede ser una manifestación de algunos problemas renales o dentales. Por otro lado, si tiene aliento afrutado, el gatito puede padecer diabetes. 

  • Rascado

Este es uno de los síntomas más fáciles de observar cuando los gatos tienen parásitos. Para evitar esto y combatirlo, es recomendable proteger al felino con un collar antiparásitos o una pipeta. 

  • Posturas extrañas

Cuando los gatos enferman, suelen mostrarse decaídos, duermen más que de costumbre o de lo contrario no duermen. Las posturas que toman se ven anormales y hacen movimientos raros. Esto puede deberse a problemas neurológicos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?