Caldillo Duranguense delicioso y fácil, para preparar en pocos pasos ¡pruébalo!

Caldillo Duranguense delicioso y fácil, para preparar en pocos pasos ¡pruébalo!

Con esta receta, que es nuestra favorita, lograrás preparar un platillo típico de Durango en pocos minutos y con un sabor delicioso. ¡Pon manos a la obra!

Napsix

Este platillo, sin dudas, es un clásico de la cultura gastronómica mexicana. Según el sitio Jaliscocina, el caldillo duranguense fue una sopa de papas que se cocinaba en el siglo antepasado, en las cuadrillas de hombres y mujeres que construyeron las vías del tren, y se fue regionalizando a partir de las necesidades y gustos de los pobladores. Al parecer, comenzó a elaborarse con carne de venado y se adaptó al inicio del siglo XX. Hoy te compartiremos nuestra receta favorita.

Caldillo Duranguense. Fuente: México Desconocido

Ingredientes

Para el adobo

Comino al gusto (opcional)

Cebolla 1/2 unidad

Diente de ajo 1 unidad

Chile ancho 2 unidades

Jitomate grande 2 unidades

Sal al gusto

Para el caldillo

Cebolla 1/2 unidad

Chiles poblanos 2 unidades

Pulpa de res cortada en cubos 1 kg

Para los frijoles negros refritos

Diente de ajo 1/2 unidad

Cebolla 1/2 unidad

Chile de árbol 1 unidad

Puré de frijol 500 Gramos

Aceite cantidad necesaria para freír

Procedimiento

El primer paso para preparar este sabroso Caldillo Duranguense es comenzar elaborando el adobo. Para ella, debes primeramente remojar los chiles anchos limpios en suficiente agua caliente. En este paso puedes utilizar una cacerola grande.

Caldillo Duranguense junto con otros platillos típicos de Durango. Fuente: Food and travel México

Lo que debes hacer en el siguiente paso es licuar el jitomate junto con el ajo, la cebolla y el agua en la que se remojaron los chiles. Para obtenerla, solamente debes escurrirlos y esa agua reservarla para este punto de la receta. Condimenta con sal y comino al gusto y reserva.

Es momento de preparar el caldillo, que comenzarás elaborando mientras fríes en una cacerola con suficiente aceite la carne hasta que tome color. En ese punto, agrega la cebolla fileteada, mezcla y deja que todo se cocine.

Ahora añádele a la preparación anterior el chile poblano en rajas y el adobo que hiciste al comienzo de este paso a paso. Deja que todo se cocine correctamente y, una vez que lo haga, procede a preparar los frijoles negros refritos. Para hacerlos, comienza licuando la cebolla, el ajo, el aceite y el chile hasta que todo se encuentre bien molido. Cuando lo tengas, agrega este licuado a una sartén caliente hasta dorar. En ese momento agrega el puré de frijol y deja que se cocine hasta que se seque. Luego sirve el caldillo duranguense bien caliente, acompañado de estos sabrosos frijoles refritos. ¡Y listo! En sencillos pasos habrás preparado un platillo delicioso.

Caldillo Duranguense. Fuente: El Gourmet

¡Queremos saber cómo te salió este plato! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?