Genial, 4 tipos de sentadillas para trabajar piernas y glúteos

Genial, 4 tipos de sentadillas para trabajar piernas y glúteos

Puedes entrenar en casa realizando diferentes versiones de este clásico ejercicio

Napsix

Napsix

Entrenar en casa presenta múltiples beneficios. Es que no solo puedes ponerte en movimiento desde la comodidad de estar en tu hogar, sino que también puedes elegir el momento en que hacerlo y escoger qué rutina llevar adelante. Existen muchas enfocadas en diferentes grupos musculares, técnicas y demás. Conoce estos cuatro tipos de sentadillas ideales para practicar en tus tiempos libres.

Existen diferentes ejercicios para piernas, glúteos, aductores y otras partes del cuerpo. Por lo que practicar diferentes movimientos es una buena idea para no aburrirte y seguir motivándote a entrenar. Para ello, puedes combinar varios tipos de sentadillas y practicarlas en minutos.

Existen diferentes tipos de sentadillas
Fuente: Pexels

Sentadillas libres

Un primer ejercicio consiste en una sentadilla libre o clásica. Para ello, debes pararte con los pies separados a la altura de los hombros. Una vez que estés listo, desciende tratando de evitar que las rodillas se muevan.

Sentadillas sumo

Este tipo de sentadilla consiste en ponerte de pie con los pies separados a una distancia mayor al ancho de hombros. Desde allí, con los pies mirando hacia afuera, baja los glúteos manteniendo la espalda derecha. Puedes complejizar el ejercicio tomando una mancuerna con tus manos.

Pistols

Otra forma más compleja de hacer sentadillas consiste en practicar pistols. Para entrenar con este ejercicio puedes ayudarte tomándote de una pared o barra. Debes llevar el peso corporal hacia una pierna y estirar la otra hacia adelante de manera que te ayude a equilibrarte. Desciende manteniéndote sobre un pie y luego cambia de lado.

Otra forma más compleja de hacer sentadillas consiste en practicar pistols
Fuente: Pinterest

Sentadilla isométrica

Finalmente puedes hacer unas sentadillas isométricas. Para esto, debes apoyarte en una pared y formar con tus piernas un ángulo de 90 grados, como si estuvieras sentado en el aire. Debes mantener esta postura por al menos 30 segundos antes de volver a la posición inicial y repetir el ejercicio.

Recuerda realizarte chequeos médicos siempre antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?