En segundos, tres ejercicios para relajar el cuello y dormir mejor

En segundos, tres ejercicios para relajar el cuello y dormir mejor

Realiza estos movimientos para relajar el cuello, descansar mejor y sentirte plenamente al comenzar un nuevo día

Napsix

Napsix

Luego de una extensa jornada, el cuerpo pide un descanso pero a veces este no se concreta como consecuencia de la tensión que ha acumulado. Si este es el caso y sientes el cuello cansado, puedes realizar estos tres ejercicios que son muy sencillos para relajarte y que puedes hacer en la cama antes de irte a dormir.

El cuello es una zona del cuerpo donde recaen las preocupaciones y si bien es posible que normalmente hagas ejercicios para la espalda, una mala postura, entre otros motivos, puede provocar que esta zona se canse y te genere molestias.

En el cuello se acumula mucha tensión
Fuente: Pexels

En esta parte del cuerpo suelen acumularse muchas tensiones. Incluso una mala postura puede provocar que este se sienta cansado y necesite algunos ejercicios para que se pueda relajar. Para ello, existen varios ejercicios que puedes hacer en casa antes de irte a la cama, de manera que el sueño sea realmente reparador.

Un primer ejercicio para relajar el cuello consiste en desbloquear los omóplatos. Esto calmará notablemente la molestia y para que esto suceda, debes colocarte de pie, entrelazar los dedos y girar las palmas de manera que estas queden hacia afuera. Luego, estira los brazos hacia adelante y mantente allí por al menos 15 segundos, de manera de descontracturar la zona.

Una mala postura puede provocarte dolor en el cuello
Fuente: Pexels

Posteriormente debes hacer algo similar, pero hacia atrás. Toma tus manos detrás de la espalda y lentamente ve subiéndolos a medida que notas cómo se estira la espalda. Hazlo suave y trata de permanecer así por otros 15 segundos. Este ejercicio además de relajar la espalda y el cuello, te permitirá corregir posibles malas posturas.

Finalmente, de pie o bien sentado en el borde de la cama, toma la cabeza con tus manos y empújala suavemente hacia abajo, de manera que el cuello se estire lo más posible. Hazlo con cuidado de no provocarte daños.

Recuerda realizarte chequeos médicos siempre antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo, consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?