Cómo preparar jabón potásico en caso: el repelente natural que es furor

Cómo preparar jabón potásico en caso: el repelente natural que es furor

El jabón potásico es un excelente repelente para el jardín ya que combate una gran cantidad de plagas. Aquí te dejamos una sencilla receta.

Napsix

Napsix

El jabón potásico es un repelente muy efectivo para las plagas del jardín más difíciles y está teniendo un momento de furor debido a que se lo considera ecológico y no afecta a los cultivos, las personas ni las mascotas. Sin embargo, su preparación debe hacerse con cuidado para evitar efectos peligrosos o tóxicos.

Si quieres terminar con las plagas que afectan tu jardín y tu huerta, pero prefieres buscar una alternativa más amigable con el ecosistema, entonces el jabón potásico es la mejor opción. Este preparado puede realizarse en casa ya que solo lleva tres ingredientes: agua, lípidos y cenizas. Este último puede conseguirse en tiendas especializadas.

Termina con todas las molestas plagas de tu jardín. Foto: iStock

Existe una serie de beneficios sobre su uso. Lo principal es que no afecta a los insectos beneficiosos como las abejas, tiene un amplio rango de acción y se degrada rápidamente por lo que no se deberá esperar un largo plazo para la cosecha de frutos u hortalizas.

Debido a que, actualmente, se ha convertido en un gran aliado de los jardines, se puede conseguir fácilmente en diferentes presentaciones y reforzado con aceite de Neem. Sin embargo, también podemos hacer nuestra propia receta en casa.

 Cómo hacer jabón potásico

Para empezar, requeriremos unos 4 kilos de madera virgen (sin pintura, pegamento o barniz) que quemaremos hasta convertir en ceniza. Introduciremos la ceniza en una olla de metal (para lograr un mejor resultado se puede tamizar) y la mezclaremos con un litro de agua hasta obtener una mezcla homogénea que dejaremos reposar durante 3 días.

Pasado este tiempo es importante comprobar la concentración de carbono, lo haremos introduciendo una papa en la mezcla, la cual debe flotar. En caso de no hacerlo deberemos repetir el proceso aumentando la cantidad de cenizas.

El jabón potásico ataca una gran cantidad de plagas. Foto: Pinterest

Una vez que tengamos la sustancia adecuando se debe incorporar 1 litro de aceite. Aquí las opciones son muchas, se puede utilizar aceite de girasol, maíz, canola u oliva. Nuevamente mezclaremos hasta obtener una glicerina espesa.

Finalmente, debemos asegurarnos de que el pH sea el adecuado. Existe instrumentos digitales muy exactos o tiras reactivas que podemos comprar. El pH debe estar entre 8.0 o 9.0, si supera este rango lo podemos nivelar con unas gotas de jugo de limón.

Es importante que, durante toda la preparación, utilices medidas de protección para tus manos, ojos y nariz. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?