Trampas cromáticas: una solución efectiva contra las plagas del jardín

Trampas cromáticas: una solución efectiva contra las plagas del jardín

Existen todo tipo de remedios caseros y trucos que podemos aplicar en nuestro jardín para poder controlar las plagas y cuidar nuestras plantas. Aprende a hacer tus propias trampas cromáticas.

Napsix

Napsix

Las trampas cromáticas son una gran herramienta para poder detectar de forma temprana la presencia de plagas en nuestro jardín o huerta. Además, son económicas y ecológicas por lo que resulta ideal en hogares donde hay mascotas o niños pequeños.

Si eres un amante de las plantas, seguramente sufres cada vez que descubres que un insecto se está alimentando de ellas y deseas exterminarlos por completo. Sin embargo, debes tener en cuenta que su presencia no es completamente negativa.

Primero se tiene que tener en cuenta que, como parte de un ecosistema, nuestro jardín se verá propenso a recibir visitantes que busquen alimento. Tolerar pequeñas cantidades de ellos hará que no te sientas frustrado en el intento de exterminarlos y que disminuyas el uso de agrotóxicos.

Se pueden hacer diseños estéticos para decorar el jardín. Foto: Huerto Escolar

Además, cada población dañina tiene predadores naturales capaces de mantener el control biológico. Es el caso, de las vaquitas de San Antonio o las mantis religiosas que son excelentes aliados contra los pulgones y la mosca blanca.

Estos son algunos de los conceptos en los que se basa la agroecología, un movimiento que surgió en la década del ’70 y que, en el último tiempo, ha tomado aún más fuerza.

Si bien establece buenas prácticas para la agricultura, es importante tenerlas en cuenta y adoptarlas como una forma saludable de mantener nuestros cultivos hogareños o el jardín. La idea principal es limitar el impacto que el humano provoca en el medioambiente.

Las trampas cromáticas son muy útiles para poder controlar las plagas, además sirven para monitorear la población. Esto nos servirá para decidir cuándo tomar medidas más drásticas. Además, se pueden hacer en casa con una cantidad mínima de materiales por lo que resultan muy económicas.

Solo se requerirá de un cuadrado de color que puede ser papel, cartón, plástico o goma eva; el cual se va a untar con alguna sustancia pegajosa, usualmente se usa aceite de cocina. Los insectos se sentirán atraídos ante diferentes tonalidades y no podrán escapar. Es necesario, que periódicamente, estas trampas sean renovadas ya que van perdiendo su eficacia.

Trampas cromáticas: colores que se deben utilizar según la plaga que se quiera combatir. Foto: Infoagro

La más común es la que color amarillo debido a que atrae los pulgones y la mosca blanca.

El azul es ideal para combatir trips y la mosca minadora.

El verde, en tanto, sirve para las chinches. Y la negra para las plagas del tomate.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?