3 simples formas de arreglar un cierre o cremallera que no cierra

3 simples formas de arreglar un cierre o cremallera que no cierra

No jubiles ni dejes de usar ropa u objetos que te resultan útiles porque se rompió el cierre o la cremallera. Aprende a arreglarlo en casa.

Napsix

Napsix

Ese incómodo momento en el que te das cuenta que el cierre o cremallera de una prenda está roto puede arruinarte el día por completo si ocurre cuando estás fuera de casa, pero también si te percatas una vez que ya habías optado por usar esa ropa y no está en condiciones.

Aunque en ese momento parezca que inevitablemente deberás buscar a alguien que se haga cargo del problema, y pagar por ello, debes saber que se puede solucionar en casa y arreglar con algo de paciencia.

Foto: Mister

Desde bolsos o carteras hasta pantalones, los cierres o cremalleras están presentes en una gran cantidad en varias prendas de nuestro guardarropa y su constante uso puede estropearlas fácilmente.

Pero para evitar este tipo de problemas también es importante que tengamos en cuenta su calidad antes de comprar algún objeto que cuente con este sistema. Por ejemplo, un bolso o mochila grande que esté pensado para soportar carga tiene que contar con un cierre que dientes gruesos y confeccionado con materiales resistentes. Si esto no ocurre entonces debes saber que es muy probable que pronto se rompa.

Antes de poner manos a la obra, tienes que identificar el problema. Si lo que ocurre es que cada vez que la cierras se vuelve a abrir, el inconveniente es que los dientes no tienen un buen agarre.

Para solucionarlo se tiene que agarrar unas pinzas y presionar muy suavemente la base del carro. Esto se tiene que hacer con cuidado porque podemos quebrarlo por eso es conveniente ir apretando lentamente de un lado y del otro.

Foto: Wikihow

Si lo que ocurrió es que te quedaste con el carro en la mano entonces tendrás que observar si falta algún diente o el tope se ha estropeado.

Lo primero que hay que hacer es volver a poner el carro en su lugar, para ello buscaremos el extremo donde se inicia el recorrido y haremos un pequeño agujero para poderlo encajar nuevamente. Finalmente se tiene que coser la zona para que no vuelva a ocurrir. Si el cierre es desmontable, como en un abrigo, el enganche se hace por la parte superior.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?