El horrible final de Marie Curie y su libro prohibido que nadie puede tocar

El horrible final de Marie Curie y su libro prohibido que nadie puede tocar

Con solo rozarlo podría matarte, el libro tan contaminado que nadie puede acercársele sin equipo especial y bajo condiciones controladas.

Napsix

Napsix

Marie Curie fallecida 1934 fue una física y química polaca-francesa quien llevó a cabo una investigación pionera sobre la radiactividad. Marie fue la primera mujer en ganar un Premio Nobel, la primera y única mujer en ganar el Premio Nobel dos veces , y la única persona en ganar el Premio Nobel en dos campos científicos. Además de ello fue la primera mujer en convertirse en profesora en la Universidad de París en 1906.

La investigación sobre la radiactividad de Curie sería la que la llevaría lejos en el mundo de la ciencia, sin embargo tal vez ella misma fue demasiado lejos. La científica, quien iniciaría el legado de cinco premios Nobel en su familia, estaba constantemente expuesta a materiales radiactivos sin la protección adecuada, debido a que en ese entonces se desconocían los graves efectos que la radiación tenía sobre el organismo. Esta inseguridad era a tal punto que incluso, guardaba en su bolsillo y en su escritorio, tubos de ensayo con el peligroso material.

La perseverante y trabajadora física no era consciente del daño atroz que causaba el exponerse permanentemente a materiales radiactivos; es por ello que en 1934 murió de anemia aplásica. Esta es una enfermedad provocada por la radiación ya que se destruyen las células de la médula ósea por lo que la falta de glóbulos rojos que transportan el oxígeno en la sangre.

La radiación en su domicilio era tan grande que todas sus cosas se encontraban contaminadas, entre ellas su libro en la que llevaba las anotaciones. Luego de ello un estudió francés reportó un significativo aumento de los casos de cáncer en personas que vivían en el vecindario donde se encontraba el laboratorio abandonado de Marie Curie. Fue entonces que el gobierno se vio obligado a limpiar el edificio y retirar todo aquello contaminado como instrumentos, libros cuadernos.

Imagen: ABC

Sin embargo, muchos objetos fueron almacenados por ser parte importante de la historia de la ciencia, entre ellos su tan valioso libro, en la Biblioteca Nacional de Francia. Estos fueron guardados en cajas de plomo que evitan que la radiación afecte a los seres humanos en el exterior. Su uso es solo apto para investigadores, quienes deben firmar documentos legales y utilizar una vestimenta e instrumentos especiales para acceder a ellos sin correr peligro. Por otro lado la biblioteca permite que los visitantes puedan observar los manuscritos de Curie, pero también deben firmar documentos en los cuales se hacen responsables por lo que les pueda suceder. La radiación a la que estuvo expuesta Marie fue tal que su cuerpo tuvo que ser enterrado en un ataúd con paredes de plomo.

Inagen: Xataca

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?