Cómo combatir los ácaros de las plantas del jardín

Cómo combatir los ácaros de las plantas del jardín

Los ácaros son una de las plagas más difíciles de combatir en el jardín.

Napsix

Los ácaros son un verdadero dolor de cabeza para los amantes de la jardinería, ya que se trata de una plaga muy voraz que puede devorar las plantas del jardín. Además, son muy resistentes a los controles y tienen una gran capacidad para reproducirse y dispersarse.

Los ácaros no son insectos realmente, sino que pertenece a la familia de los arácnidos y dentro de esta subclase existen más de 4.000 especies. Si bien, solo algunas suponen un grave peligro, el principal problema es que las plantas afectadas por ellas, se vuelven vulnerables a otras enfermedades.

Foto: Getty

Clases de ácaros y cómo combatirlos

  • Aceria sheldoni o ácaro maravilla. Afecta principalmente a los cítricos y puede provocar daños en las yemas o brotes. También puede llegar a generar malformaciones en los frutos.
  • Aceria oleae, es el responsable de atacar los olivos y produce los mismos daños que el ácaro maravilla.
  • Araña roja. Es el ácaro más conocido debido a que afecta generalmente a las plantas domésticas. Su característica principal es una especie de telaraña que realiza en el envés de las hojas.

Al ser una plaga chupadora produce manchas amarillas y termina matando la parte foliar de las plantas.

Daños que provocan los ácaros

Foto: iStock

Como ya se indicó, existen dos tipos de daños que provoca esta plaga.

  • Daños directos: estos animales se alimentan de clorofila, por lo tanto, provoca decoloración en los tallos y hojas.
  • También puede traer problemas en la producción de frutos. Es que, cuando ataca los frutos inmaduros, estos no llegarán a desarrollarse y perecerán.
  • Daños indirectos: la defoliación es el principal síntoma. Además, expone a los ejemplares a bacterias y hongos.

Formas ecológicas de combatirlos

Existen diferentes recetas caseras que se pueden utilizar para terminar con los ácaros.

  • Macerado de ortigas: se deben usar 100 gramos de hojas de ortiga y hervirlas en un litro de agua. La preparación debe colarse y luego esperar que se enfríe. Finalmente se pulveriza la planta.
  • Infusión de cáscara de cebolla: se utiliza la cáscara marrón de las cebollas para hacer una infusión con un litro de agua. Se deja reposar en la heladera 24 horas y luego de pulveriza las zonas afectadas.
  • El ajo es uno de los más efectivos. Se deben utilizar unos cuatro dientes de ajo en dos litros de agua hirviendo. Se licúa la preparación y se la deja descansar en la heladera al menos 24 horas. Luego se cuela y pulveriza la planta.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?