Tiembla la corona: el rey Juan Carlos, en grandes aprietos

El rey emérito de España se encuentra bajo serias sospechas de haber recibido sobornos.

Napsix

Napsix

El rey Felipe VI de España debe decidir sobre el futuro de su padre, el ex rey de 82 años, Juan Carlos. Sobre él pesan serias acusaciones por irregularidades fiscales: es investigado por presuntos actos de corrupción por la Justicia española.

"El futuro de Juan Carlos de Borbón compete fundamentalmente a la decisión que tome el jefe de la Casa Real, que es el actual rey Felipe VI", reveló Pedro Sánchez, el actual presidente del Gobierno español.

Según fuertes cercanas de la corona, se baraja la posibilidad de que el emérito rey abandone el palacio de La Zarzuela, de Madrid, como residencia oficial.

A principios de año, Felipe VI dio de baja la asignación que su padre recibía de fondos públicos y, en marzo, renunció a la herencia que le pudiera corresponder dado los orígenes oscuros de la fortuna del ex jefe de Estado.

Mientras tanto, en Suiza, la Justicia investiga si en 2008 los 100 millones de dólares que recibió Juan Carlos I de parte del fallecido rey saudita Abdallah fue una comisión por la adjudicación a empresas españolas de la construcción del tren de alta velocidad a La Meca.

De esa cantidad de dinero, le entregó entregó 65 millones a su amiga personal Corinna Larsen. Se estima, que el ex mandatario retiró en efectivo alrededor de entre 100.000 y 200.000 euros al mes de esa cuenta suiza entre 2008 y 2012 para cubrir viajes y regalos no declarados.

Temas