Amalia de Holanda tiene prohibido casarse con un príncipe: el curioso motivo

Amalia de Holanda tiene prohibido casarse con un príncipe: el curioso motivo

La hija de la reina Máxima y el rey Guillermo está imposibilitada por una ley que data del siglo XIX. ¿Qué pensará la princesa al respecto?

Napsix

Napsix

A diferencia de otros reyes europeos, Máxima y Guillermo le han dado la libertad a sus hijas de escoger por su futuro. Así es como la princesa Amalia de Holanda tiene pensado tomarse un año sábatico, recorrer el mundo -al igual que lo hizo su padre de joven- y luego iniciar su labor oficial en la corona. A pesar de la autonomía que tiene para tomar ciertas decisiones, hay algunas que están fuera de su alcance y a las que debe acatarse.

Según una ley belga que data de 1830 ningún miembro de la familia real de ese país puede casarse con un miembro de la Casa real de Orange-Nassau. Es por ello que la joven tiene prohibido contraer matrimonio con el apuesto príncipe Gabriel de Bélgica, quien tiene dos meses de diferencia de edad con Amalia. Él es hijo del rey Felipe y la reina Mathilde y es el segundo en la línea de sucesión después de su hermana mayor, Isabel

El decreto tiene origen en el año que Bélgica declaró su independencia de los Países Bajos. La prohibición se impuso para demostrar que los holandeses ya no tenían ningún tipo de poder sobre ellos.

En el supuesto caso de que los jóvenes se enamoraran, sus padres deberían evaluar la posibilidad de anular la condición. El matrimonio entre ellos uniría nuevamente a las casas reales.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?