Super sencillo: tres hábitos que te harán bajar de peso sin que te des cuenta

Bajar de peso muchas veces resulta una prioridad, fuera de lo estético, por cuestiones de salud. Y si bien es innegable que el ejercicio es la mejor compañía una alimentación saludable, muchas veces no podemos hacerlo en la medida que nos gustaría. Por eso hay que cambiar de hábitos.

Napsix

Napsix

Cuando estamos excedidos de peso nuestro cuerpo nos lo hace sentir, y recién nos damos cuenta de esto cuando cambiamos nuestra alimentación y nos sentimos livianos y con más energías. Esa sensación de plenitud se llama bienestar.

Muchas veces queremos imponernos dietas estrictas y restrictivas sin advertir que cometemos muchos errores en nuestra alimentación cotidiana que nos hacen tener sobrepeso. Desde aquí te recomendamos integrar ejercicio en la medida que puedas a tu vida, y cambiar estos hábitos diarios que te hacen subir de peso sin advertirlo.

Comer de forma consciente: ¿a qué nos referimos con esto? Sencillo, fíjate el tamaño del bocado que estás por ingerir, tómate tu tiempo para saborear lo que comes; y sobre todo mastica bien tu alimento (al menos 20 veces). Uno de los mayores déficits en la alimentación es que comemos apresurados, sin darnos cuenta de que esto constituye el primer paso de la digestión.

Elimina las bebidas azucaradas artificialmente: Son sumamente dañinas, engordan más que muchas comidas y no te dan la sensación de saciedad correspondiente con la cantidad de calorías que ingieres, ni que hablar del proceso de producción química que conllevan. Simplemente diles no, son el peor enemigo de tu alimentación.

Enfócate en lo que comes: aprende a comer sin distracciones, ni mirando televisión, ni con el celular y sobre todo no lo hagas parado mientras haces otra actividad. Tu cerebro necesita registrar lo que ingieres para sentirse satisfecho y te sorprendería la cantidad de sobrepeso que se produce por este mal hábito. Ademàs con la TV sucede el efecto ¿por qué no?, que es básicamente: si estás comiendo pizza mientras ves una película de 90 minutos, comerás en los primeros 30´ y luego estarán esas deliciosas porciones frente a ti, que 30 minutos más tarde te harán decir mmm… ¿por qué no?, lo que te llevará a comer algo que no necesitabas porque ya estabas satisfecho. Un atentado a la alimentación consciente.

Temas