Tiroteos en Estados Unidos: la otra guerra

Tiroteos en Estados Unidos: la otra guerra

La masacre de Uvalde, Texas, suma 21 muertos: 18 niños y 3 adultos. En Ucrania, la guerra se cobró la vida de 256 niños. En EEUU, las víctimas de tiroteos suman 103 en lo que va del año.

José Luis Jacobo

José Luis Jacobo

Uvalde, en el estado de Texas, es una población de 16 mil habitantes, mayoritariamente hispanos. En esa localidad, muy próxima a la frontera de México, se produjo el último tiroteo registrado en los Estados Unidos, donde hubo 21 víctimas fatales, 19 de ellos, niños. La ONU reporta que las víctimas fatales de la guerra en Ucrania se elevan a 3.838 desde que se inició el conflicto, de las cuales 256 son niños. En lo que va de 2022, este tipo de ataques en Estados Unidos ya suma 103 víctimas fatales.

Una vez más, el presidente de la unión americana hará los honores, sumándose al dolor de los deudos. Una vez más, pedirá terminar con la presión ejercida por la industria de las armas para que nada cambie. Pero nada parece suficiente para voltear la segunda enmienda y ponerle coto al lobby de las armas. Cuando la sociedad estadounidense aún no se repone del impacto de de los hechos criminales ocurridos en Buffalo, estado de Nueva York, este tremendo ataque aumenta el frenesí de una sociedad que se muestra en lo más alto en cuanto a los avances en ciencia y tecnología, pero que no puede ordenar a derecho a sus demonios.

En 2021, el estado de Texas autorizó la portación de armas sin permiso ni entrenamiento. En ese año, los tiroteos aumentaron un 14% con respecto a 2020, registrándose 3200 ataques. La ley, cuestionada por sectores civiles, fue aprobada con el apoyo de la amplia mayoría de la legislatura del estado de la rosa amarilla.

No sólo Texas dio este paso en nombre de la libertad y la autoprotección: Wyoming, Massachusetts, Minnesota, y New Jersey han transitado el mismo camino, en general, con el beneplácito de los republicanos y la oposición tanto de los demócratas y como de las organizaciones civiles. Shannon Wats, fundadora de Moms demand actions, es madre de un niño asesinado en 2012 en la escuela secundaria de Sandy Hooks, y ha señalado que “vemos al extremismo armamentista creciendo en este país, vemos gente ostentando armas largas a la vista de cualquiera”.

Si bien las miradas, a nivel internacional, se posan sobre el presidente Joe Biden, quien está en el caldero es el gobernador de Texas, Gregg Abbot, quien señalaba en su discurso ante la legislatura estadual: “erigir una barrera completa ante cualquier funcionario que quiera limitar el derecho a portar armas”.

Hoy, se lamenta en su cuenta de Twitter por el crimen sin sentido de Uvalde.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?