¿Los talibanes destruirán el patrimonio cultural de Afganistán otra vez?

¿Los talibanes destruirán el patrimonio cultural de Afganistán otra vez?

El poder en Afganistán está otra vez en poder de los talibanes, tras la retirada de las tropas internacionales. Tras la caída del gobierno surgido tras la invasión internacional hace 20 años, los insurgentes controlan ahora miles de restos y yacimientos antiguos que en el pasado no respetaron.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

En apenas una semana, los talibanes tomaron el poder de Afganistán, tras la retirada de las tropas internacionales, que ocuparon el país durante 20 años. Los insurgentes tienen el control de todo, incluyendo el patrimonio cultural del país, que en el pasado no respetaron. Hay, al respecto, un estado de alerta fundado. 

Por eso, entre otros, se ha ocupado de esta problemática cultural la prestigiosa publicación National Geographic. Esos territorios, como se sabe, tuvieron una incidencia determinante en el curso de la historia y miles de restos arqueológicos puede que ahora estén, otra vez, en peligro. 

"Como hicieron las tropas Alejandro Magno en el 330 a.C, las fuerzas de los talibanes han realizado en apenas una semana una ofensiva relámpago en Afganistán que ha terminado con la conquista de Kabul, la capital, y la huida del gobierno auspiciado por Estados Unidos y sus aliados desde 2001. Esta conquista fulgurante ha pillado con el pie cambiado a los conservadores y arqueólogos de los museos del país, que han tenido que apañárselas para asegurar los yacimientos y restos que tenían. Lo que quede en manos de los talibanes se enfrenta a un futuro incierto, como gran parte de la población afgana" considera Andrew Lawler, de la citada revista.

"No creíamos que ocurriría tan pronto", señaló Noor Agha Noori, titular del Instituto de Arqueología de Afganistán en Kabul.

Ahora, con el talibán tomando Kabul, la colección de 80 000 restos del Museo Nacional de Afganistán está en claro peligro.

"Estamos muy preocupados por la seguridad de nuestro personal y colecciones", advirtió días antes de la caída de la capital Mohammad Fahim Rahimi, titular del museo. 

El legado 

Hace unos días, ante el avance, se quería llevar los restos a Herat o Kandahar, pero ya es tarde. 

Afganistán fue cruce de rutas muy importantes durante miles de años. Tiene una gran riqueza arqueológica y cultural. Desde Afganistán, el budismo llegó a China. Además, el judaísmo, el zoroastrismo, el cristianismo y el hinduismo crecieron mucho antes de la llegada del Islam en el siglo VII de nuestra era.

La zona era vía principal de la Ruta de la Seda que vinculaba India con China e Irán. Por eso, hay miles y miles de restos de ciudades antiguas, templos y caravanasares que servían para alojar viajeros.

Por aquí, pasó Marco Polo en su viaje hacia la cautivadora corte de Kublai Khan. 

Recelo hacia el pasado 

Sin embargo, los talibanes consideran una versión bastante extrema del Islam y están en contra de las representaciones de personas o animales y observan con recelo el pasado anterior al Islam.

Y aún no hay acuerdo sobre qué hacer con ese pasado tan rico. En 2001, destrozaron los increíbles budas de Bamiyan además de otros objetos y estatuas del Museo de Kabul. 

No obstante, en febrero, los líderes del talibán ordenaron que "se protegiese, vigilara y conservara con celo las reliquias" y detener las excavaciones ilegales y salvaguardar "los sitios históricos". Además, es probable que prohíban vender objetos en el mercado de arte.

A pesar de estos dichos, los expertos no confían en ellos: "Han blanqueado su imagen, pero siguen siendo un grupo muy ideológico y radical", asegura Omar Sharifi, profesor de ciencias sociales en la Universidad Americana de Afganistán.

Nationalgeographic.com, Deutsche Welle, Youtube

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?