El inesperado motivo por el que encontraron a Osama bin Laden

El inesperado motivo por el que encontraron a Osama bin Laden

Un libro cuenta que al líder de Al Qaeda lo atraparon por un descuido familiar. Vivía en una propiedad muy cubierta pero su familia se olvidó de ocultar algo clave que le permitió a la CIA hallarlo.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Osama bin Laden, líder de Al Qaeda y responsable de los ataque terroristas del 11-S pudo esconderse durante años con sus tres esposas y varios hijos y nietos, pero el 1 de mayo de 2011 una operación militar estadounidense acabó con su vida. La clave para encontrarlo fue la ropa colgada a secar.

El libro 'The Rise and Fall of Osama bin Laden' (El ascenso y la caída de Osama bin Laden) del analista de seguridad nacional y exproductor de CNN, Peter Bergen, cuenta detalles de cómo fue la búsqueda.

En 2010, los agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) recibieron el aviso de un informante pakistaní del avistamiento de Ibrahim Saeed Ahmed abd al-Hamid, el guardaespalda del terrorista.

Los agentes comenzaron a vigilarlo y descubrieron que iba a una propiedad en Pakistán que tenía muros de 5 metros de altura, cubiertos por alambre de púas. La casa no tenía líneas telefónicas ni internet. Al mismo tiempo, disponía de pocas ventanas y un balcón al aire libre también estaba rodeado de un muro alto.

La CIA puso sus ojos en el lugar, analizando el “patrón de vida” de los residentes del lugar. Uno de los datos llamativos era que los propietarios nunca sacaban la basura para que la recolectaran, sino que la quemaba. Al mismo tiempo, el terreno tenía una granja con verduras, manzanas y uvas; colmenas de abejas para obtener miel y hasta pollos y vacas.

Pero lo que convenció a los agentes de que Osama bin Laden estaba en esa propiedad fue la ropa colgada para secarse. A partir de las prendas que contabilizaban todos los días, calcularon que en la propiedad vivían un hombre adulto, varias mujeres adultas y por lo menos nueve niños. Estos datos coincidían con la familia del terrorista.

Cuando en diciembre de 2010 la CIA le presentó las pruebas a Barack Obama, entonces presidente de los Estados Unidos, no habían podido capturar una imagen clara e identificable de bin Laden, pero tampoco “encontraron pruebas que socavaran la idea de que él vivía allí", comenta Bergen en su libro.

Finalmente Obama autorizó la operación que se planificó y se llevó adelante el 1 de mayo de 2011 y acabaría con la muerte del líder terrorista a los 54 años.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?