La oposición israelí logró un pacto para apartar del poder a Netanyahu

La oposición israelí logró un pacto para apartar del poder a Netanyahu

La coalición entre ocho partidos incluye por primera vez una formación política de la comunidad árabe.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El líder de la oposición en Israel, Yair Lapid, anunció hoy que logró cerrar un pacto con las fuerzas opositoras para crear un ejecutivo que desbancaría del poder al actual primer ministro, Benjamín Netanyahu.

"El Gobierno hará todo lo que pueda para unir y unificar a todos los sectores de la sociedad israelí", le dijo Lapid al presidente de Israel, Reuven Rivlin.

La nueva coalición de gobierno estará liderada por el ultranacionalista religioso Naftali Benet durante los dos primeros años y será reemplazado por el centrista Lapid durante los dos siguientes. 

Los partidos se comprometieron a votar unidos dentro de una semana en una sesión de investidura que apartará del poder al primer ministro en funciones, el conservador Benjamín Netanyahu, en el cargo desde 2009.

La alianza formada por ocho partidos está compuesta por tres partidos de derecha, dos del centro, dos de izquierda y la gran sorpresa un partido árabe algo que ocurre por primera vez en los 73 años de historia del Estado de Israel. 

"Firmé un acuerdo con Yair Lapid después que conseguimos un importante número de acuerdos sobre diferentes asuntos que sirven los intereses de la sociedad árabe", dijo el presidente del partido árabe Raam, Mansur Abas.

La unión de estas fuerzas es necesaria para que Lapid y Bennett consigan el apoyo de las 61 bancas del parlamento que Netanyahu y su partido no pudieron obtener en los últimos años, pese a ganar la primera minoría en sucesivas elecciones.

Todavía se desconoce cómo será la distribución de los ministerios del gabinete, un punto clave sin dudas del acuerdo.

La coalición difiere en casi todos los temas desde la relación con los palestinos, la reactivación económica o el lugar que ocupa la religión. El único punto en común es quitar a Netanyahu del poder que gobernó en dos mandatos, desde 1996 a 1999 y desde 2009 a 2021.

Netanyahu está siendo juzgado por corrupción lo que lo convierte en el primer jefe del Gobierno israelí que se enfrenta a cargos penales mientras ostenta el cargo.

Si el nuevo Gobierno es aprobado en el parlamento Netanyahu abandonará el poder y perderá toda su influencia para tratar de aprobar una ley que lo proteja de sus problemas legales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?