Encontraron el submarino desaparecido en Indonesia partido en 3 pedazos

Encontraron el submarino desaparecido en Indonesia partido en 3 pedazos

Está partido en tres pedazos en el fondo del mar de Bali y estiman que se trató de una falla eléctrica. Aún no hallaron los 53 cuerpos.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El Ejército confirmó que encontraron el submarino indonesio desaparecido el miércoles. Está partido en pedazos en el fondo del mar en aguas de Bali y los 53 tripulantes murieron.

“Había partes del KRI Nanggala 402, estaba roto en tres pedazos”, dijo el jefe del Estado Mayor de la Marina, Yudo Margono. Por su parte, el jefe del ejército indonesio, Hadi Tjahjanto, declaró a los periodistas que “los 53 miembros de la tripulación han fallecido”.

“Con gran pena, como jefe de las Fuerzas Armas de Indonesia, los soldados (...) han caído mientras cumplían su deber al norte de Bali. En nombre de todos los soldados y la familia de las Fuerzas Armadas, expreso mis condolencias más profundas a las familias de los caídos. Que Dios les dé serenidad”, declaró Hadi Tjahjanto, jefe del Ejército, en rueda de prensa.

Margano afirmó que el submarino KRI Rigel, procedente de Singapur para ayudar en la búsqueda, localizo el KRI-Nanggala-402 partido en tres a una profundidad de unos 838 metros y recalcó que el accidente no se debió a un error humano. Según explicó, las partes trasera y delantera del sumergible se desprendieron y la parte central se mantenía entera, pero se pueden observar algunas grietas, publica Infobae.

Familiares de los tripulantes

Los equipos de rescate todavía no han podido hallar los cuerpos de ninguno de los tripulantes, que una vez recuperados, serán trasladados a la ciudad de Surabaya, en la isla de Java.

El presidente indonesio, Joko Widodo, había expresado horas atrás su condolencia a las familias de los 53 marineros atrapados en el submarino ‘KRI Nanggala 402’ hundido durante unas maniobras militares en Bali y cuyo rescate se presumía ya imposible.

La Armada había declarado anteriormente que creía que el submarino se hundió a una profundidad de entre 600 y 700 metros (2.000 y 2.300 pies), rebasando su capacidad de resistencia de 200 metros (655 pies), momento en el que la presión del agua sería mayor a la que el casco podría soportar.

“Con las pruebas verdaderas que hemos encontrado y que se cree provienen del submarino, hemos pasado de la fase de ‘submarino desaparecido’ a la de ‘submarino hundido’”, apuntó Margono durante una conferencia de prensa en que se mostraron los objetos hallados.

La Armada señaló que una falla eléctrica podría haber impedido al submarino realizar los procedimientos de emergencia para regresar a la superficie.

Margono explicó que en los últimos dos días los rescatistas encontraron partes de un alineador de torpedos, un envase de grasa que se cree se usaba en el periscopio, restos de alfombras de oración y una pieza rota de un tubo de refrigerante que se reacondicionó en el submarino en Corea del Sur en 2012.

Las familias de los marinos del submarino tenían esperanzas de que hubiera sobrevivientes. El presidente indonesio Joko Widodo había ordenado que se hicieran todos los esfuerzos posibles para localizar al submarino. También había solicitado a los indonesios que oraran por el regreso a salvo de la tripulación.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?