Crisis en Perú: Vizcarra apuesta a la Justicia para zafar de su destitución

Crisis en Perú: Vizcarra apuesta a la Justicia para zafar de su destitución

A un paso de ser sometido a juicio político por el Parlamento, el presidente de Perú tiene todas sus expectativas puestas en lo que decida el Tribunal Constitucional de ese país, que mañana analizará el recurso presentado por el mandatario, en medio de un clima de creciente tensión.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

A un paso de ser sometido a juicio político por el Parlamento, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, tiene todas sus expectativas puestas en lo que decida el Tribunal Constitucional de ese país, que mañana analizará el recurso presentado por el mandatario, en medio de un clima de creciente tensión y constantes denuncias.

Luego de que una mayoría de los legisladores aprobara una moción de vacancia por "incapacidad moral permanente", la semana pasada, Vizcarra envió un recurso a la máxima corte constitucional de ese país sudamericano para que defina si esta maniobra que abrió un juicio político presidencial, es constitucional.

La nueva ofensiva del Parlamento contra Vizcarra estuvo motorizada por la presentación de una serie de grabaciones en el marco de un caso de corrupción, en la que se lo escucha al presidente discutiendo con dos asesoras sobre cómo deben declarar ante la comisión investigadora y pidiéndole que mintieran.

Por ende, el presidente del Parlamento peruano, Manuel Merino, convocó a una sesión este viernes para discutir la posible destitución y citó al jefe de Estado para que se defienda. Curiosamente, Merino, un veterano dirigente de la mayoritaria Acción Popular (AP), sería ungido nuevo presidente de Perú en caso que Vizcarra sea destituido, ya que este último no tiene vicepresidente tras la renuncia de la anterior mandataria elegida como número dos de la línea sucesoria.

Ante la creciente tensión por lo que puede suceder mañana en el Tribunal Constitucional y el viernes en el Parlamento, el ministro de Energía y Minas, Luis Miguel Incháustegui, denunció que recibió una propuesta de "dos personas cercanas al AP y vinculadas al congreso" para formar parte de un eventual gabinete de transición, si el juicio político termina con la destitución de Vizcarra y la asunción de Merino, que duraría hasta el año próximo, cuando los peruanos renovarán todas sus autoridades en las urnas en abril, publicaron medios locales citados por la agencia de noticias Télam.

En su discurso de hoy sobre la gestión de la pandemia de coronavirus, que golpeó especialmente al país y provocó uno de los peores derrumbes económicos de la región, Vizcarra citó la denuncia de su ministro y dijo que "hay intereses que buscan desestabilizar el país y, en el medio del caos, buscan "generar incertidumbre".

Desde el Gobierno, ya calificaron la ofensiva del Parlamento y de Merino, un dirigente hasta seis meses de segunda línea y poco conocido, como "un golpe de Estado" y pidieron detener el choque de poderes y esperar hasta las elecciones generales de abril próximo para dirimir las diferencias políticas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?