Para Forbes, Trump es la peor pesadilla de Twitter y Facebook

Para Forbes, Trump es la peor pesadilla de Twitter y Facebook

La embestida del presidente de Estados Unidos contra dos de las principales redes sociales está beneficiando el surgimiento de otras plataformas que hoy por hoy no están bajo la lupa del mandatario.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El plan del presidente Donald Trump de eliminar una normativa que les permite a Twitter y Facebook  moderar libremente los posteos que se publican en sus plataformas sigue alimentando una fuerte polémica en Estados Unidos

Una columna de Billy Bambrough, especialista en tecnología de la revista Forbes, titulada “Donald Trump fue a la guerra” apuntó a la controvertida decisión del mandatario de confrontar y atacar las plataformas de redes sociales.

“Trump firmó una orden ejecutiva dirigida a las empresas de redes sociales pocos días después de que Twitter etiquetara dos de sus tuits con advertencias de verificación de hechos”, advirtió.

Para el columnista, la embestida del jefe de estado norteamericano podría ser devastador para estas plataformas líderes en el mundo digital a las que se las dejaría de considerar publicadores como al resto de los medios. Según Trump, su decisión apunta a impedir el "silenciamiento" de voces por parte de los editores de Twitter y Facebook.

“Un pequeño puñado de monopolios de redes sociales controla una gran parte de todas las comunicaciones públicas y privadas en los Estados Unidos”, cuestionó el mandatario el jueves pasado cuando firmó la orden.

“Han tenido un poder sin control para censurar, restringir, editar, dar forma, ocultar, alterar, prácticamente cualquier forma de comunicación entre ciudadanos privados y grandes audiencias públicas”, agregó. ¿Es el final del chequeo de noticias tal como se conoce?

Bambrough considera que Facebook y Twitter se ven obligados a tomar decisiones que preferirían no tomar, cómo quién puede publicar y qué en sus plataformas.  

Para el columnista de Forbes, “la actitud arrogante de Trump hacia las redes está obligando a Twitter y Facebook a comenzar a actuar como ‘árbitros de la verdad’, a pesar de la resistencia del presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg”.

“Los absolutistas de la libertad de expresión -evaluó. argumentan que ser eliminados o censurados de las principales redes sociales les impide participar en la sociedad. Por otro lado, los capitalistas estrictos creen que las empresas comerciales deberían poder decidir quién usa sus servicios y no se les puede hacer aceptar personas y opiniones que no les gustan o que podrían dañar sus resultados".

Como consecuencia de este tira y afloja entre Trump y Twitter y Facebook, Bambrough observa que este cuadro de situación no hace más que favorecer el ascenso de otras redes sociales descentralizadas que están en auge precisamente por las barreras que se encuentran en las dos grandes plataformas.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?