Empleados de Facebook se rebelan contra Zuckerberg por el caso George Floyd

Empleados de Facebook se rebelan contra Zuckerberg por el caso George Floyd

Los empleados le achacan a su jefe su falta de acción contra Trump. El post que disparó la polémica fue el que el mandatario publicó y en el que parecía incitar a la policía a disparar contra manifestantes.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Empleados de Facebook están embarcados en una inusual rebelión contra la cabeza de la compañía, Mark Zuckerberg, debido a la falta de acción de esa empresa contra los posteos del presidente norteamericano Donald Trump, especialmente uno que parece incitar a la policía a disparar contra manifestantes, y que fue ocultado en otras redes sociales.

Según indica una nota del periódico inglés The Guardian, el descontento se ve en todos los niveles de la compañía, con algunos empleados de jerarquía uniéndose a las quejas. El foco fue la decisión personal de Zuckerberg de dejar sin cambios el posteo de Trump que parecía incitar a los policías que vigilan las protestas por la muerte de George Floyd a manos de un policía a disparar contra los manifestantes.

Andrew Crow, jefe de diseño del portal de video para teléfonos de Facebook, tuiteó: "Dar una plataforma para incitar a la violencia y difundir la desinformación es inaceptable, independientemente de quién sea o si es noticia". No estoy de acuerdo con la posición de Mark y trabajaré para que el cambio suceda ".

Jason Stirman, miembro del equipo de Inteligencia y Desarrollo de la compañía y ex director ejecutivo de la aplicación de "entrenamiento mental" Lucid, también publicó en Twitter: "No sé qué hacer, pero sé que no hacer nada no es aceptable". "Soy un empleado de Facebook que está totalmente en desacuerdo con la decisión de Mark de no hacer nada sobre las publicaciones recientes de Trump, que claramente incitan a la violencia. No estoy solo dentro de FB. No existe una posición neutral sobre el racismo ", agregó.

El viernes, Zuckerberg dijo que no estaba de acuerdo con la interpretación de Twitter de la declaración de Trump, que incluía la frase: "Cuando comienza el saqueo, comienzan los disparos". Twitter había considerado la declaración como incitación, alentando a la policía a disparar contra los manifestantes, pero Zuckerberg dijo que lo leyó como una advertencia a los manifestantes de que la policía les dispararía. La distinción significó que la publicación cayó en el lado legal de las reglas de Facebook, dijo Zuckerberg, y no sería eliminada.

El número de empleados de Facebook que se quejan públicamente es pequeño en términos absolutos, una fracción de los aproximadamente 45,000 empleados de la compañía, pero es una rara muestra externa de insatisfacción con el liderazgo de Zuckerberg, quien controla el 57.9% de los derechos de voto en el directorio de Facebook.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?