Furia en EEUU: un abuelo murió de coronavirus luego de que le negaran el test tres veces porque "no estaba lo suficentemente enfermo"

Furia en EEUU: un abuelo murió de coronavirus luego de que le negaran el test tres veces porque "no estaba lo suficentemente enfermo"

El hombre falleció luego de sufrir la enfermedad por más de una semana sin que se la detectaran. Las indignantes razones por la que no le querían hacer el test.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Un hombre de Kansas de 74 años murió por el coronavirus después de una "semana de sufrimiento inconmensurable", según dijo su esposa.

Dennis Wilson, de Lenexa, se enfermó por primera vez el 12 de marzo y fue tres veces a ver a los médicos, contó la mujer, pero en cada visita, a pesar de estar enfermo, le dijeron que no tenía suficientes síntomas necesarios para detectar una posible infección por coronavirus.

Dennis finalmente se enfermó tanto que tuvieron que llevarlo en ambulancia al campus de Advent Health Shawnee Mission en Overland Park. Una vez internado, su esposa no pudo tener nuevamente contacto directo con él hasta los momentos finales, ya que le dijeron que no podía verlo porque ella también había entrado en cuarentena.

Dennis finalmente murió el sábado, tras un sufrimiento "inconmensurable". Joanna escribió que "la pelea ha terminado" en una desgarradora publicación en Facebook sobre el fallecimiento de su esposo, que se volvió viral, informa The Kansas City Star.

Dennis era un ex maestro de biología que se desempeñó como superintendente en el Distrito Escolar Lamar R-1 y trabajaba como mago profesional. Los estadounidenses en todo el país se han quejado de problemas similares para hacerse la prueba del coronavirus.

Según contó Johanna, su esposo había ido a una clínica de atención urgente el 12 de marzo, después de tener síntomas similares a los de la gripe. Ya se había estado sintiendo enfermo durante aproximadamente una semana, pero le dijeron que se fuera a casa y tomara muchos líquidos y descansara.

Sin embargo, la noche siguiente, escribe Joanna, fue a otra clínica de atención urgente, y luego de algunos estudios dio negativo para influenza A y B, dice, Dennis fue enviado a casa nuevamente bajo un consejo similar. El hombre tuvo brevemente más energía el 15 de marzo, pero por la noche se quejaba de que le faltaba el aliento. Cuando empeoró, Joanna lo llevó a Advent Health en Lenexa alrededor de la medianoche. Una radiografía de tórax mostró que sufría neumonía bilateral.

La pareja se reencontró antes del fin.

Aunque un médico sospechaba que Dennis tenía COVID-19, le dijeron que aún no cumplía con las condiciones para la prueba. Recién a las 4 de la mañana de esa madrugada lo internaron, luego de que su condición empeorara notablemente. Finalmente, el hombre murió tras poco menos de una semana internado. El consuelo de la mujer es que le permitieron verlo antes de que pasara.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?