Diego Maradona presente en multitudinaria protesta en Francia

Diego Maradona presente en multitudinaria protesta en Francia

El proyecto de ley aprobado por la Asamblea Nacional castiga la difusión de imágenes que comprometan a las fuerzas policías y limita el trabajo de los periodístas. En esta semana se hicieron públicos dos sucesos con violencia policial. Una de las pancartas llevaba la imagen del fallecido futbolista.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Una protesta contra la ley de seguridad propuesta por el Gobierno francés convocó a miles de ciudadanos. La nueva ley es considerada como una mordaza y se da en el marco de un caso de violencia policial que tiene al presidente Emmanuel Macron en la mira.

Tres artículos de la ley son los apuntados: uno que castiga la difusión de la imagen de la policía, otro que apunta al uso de drones y el tercero que se refiere a las imágenes captadas por ciudadanos con sus teléfonos celulares de las fuerzas policiales.

Las ciudades de Lille, al norte del país, y Montpellier, al sureste, fueron los centros neurálgicos de las marchas.

Los parisinos se concentraron en la plaza de la República y de ahí marcharon hasta la plaza de la Bastilla, a poco más de dos kilómetros. En el marco de esta marcha se vió una pancarta con la imagen del astro fallecido esta semana.

 

El más criticado de los artículos es el 24, que impone penas de un año de cárcel hasta multas de 45.000 euros a la difusión “malintencionada” de imágenes de las fuerzas policiales.

Según el Gobierno, la intención es proteger a la policía de amenazas y llamados al odio por redes sociales, incluyendo aquellos que revelan datos de la vida privada de los policías.

Sin embargo, los detractores opinan que de esa manera la violencia policial quedaría impune ya que muchos casos han encontrado resolución en filmaciones hechas por periodistas y ciudadanos. Además aseguran que la ley actual ya es suficiente para reprimir esos delitos y que en el derecho francés se “sanciona los actos, no las intenciones".

Al mismo tiempo, dos casos de violencia policial desataron una crisis en el Gobierno.

El lunes, la policía evacuó brutalmente una actividad de organizaciones promigrantes en el centro de París y agredieron a periodistas mientras eran filmados por estos últimos y distintos ciudadanos con sus teléfonos.

A este suceso se agrega el ocurrido el jueves pasado cuando tres policías le dieron una paliza a un productor de música negro. Estos hechos recibieron el repudio y la denuncia internacional en redes sociales y prensa.

"Imágenes que nos dan vergüenza", comentó Macron y solicitó al Gobierno que presente "rápidamente propuestas" para "luchar con más eficacia contra todas las discriminaciones".

Ante esta situación, el primer ministro, Jean Castex, propuso crear una "comisión independiente encargada de proponer una nueva redacción" a la controvertida ley, pero recibió el rechazo de todo el parlamento.

Además, la Comisión Europea se expidió el lunes sobre la situación y aseguró que los periodistas deben poder "hacer su trabajo libremente y con seguridad".

Los manifestantes reclaman "la retirada de los artículos 21, 22 y 24" y “ del nuevo esquema nacional de mantenimiento del orden" que obliga a los periodistas a dispersarse cuando las fuerzas del orden lo dispongan, impidiendo cubrir los acontecimientos.

El martes el proyecto de ley fue aprobado en la Asamblea Nacional, similar a la Cámara de Diputados, pero la polémica continua y las manifestaciones seguirán. El Senado dará debate sobre el proyecto en menos de dos meses.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?