La campaña electoral de Estados Unidos será la más cara de la historia

La campaña electoral de Estados Unidos será la más cara de la historia

Con 10.838 millones de dólares gastados en la elección, se romperán todos los récords para un proceso electoral en el país.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El Center for Responsive Politics (CRP) que se dedica a rastrear y analizar el financiamiento de las elecciones federales informó que estima que la campaña de 2020 será un 50 % más cara que la anterior, convirtiéndose en la de mayor costo de la historia.

"Las cifras de este año están por las nubes; aun si a partir de mañana no se gastará un dólar más, ya superamos todos los récords; tratamos de ser conservadores, pero también serios, y hacemos una proyección extrapolando cuánto se gastó y qué aumento significó el último mes de campaña en las elecciones pasadas", explicó Sheila Krumholz, directora ejecutiva de la organización.

Se estima que se gastarán 10.838 millones de dólares en el proceso que elegirá presidente y vicepresidente, renovará la cámara baja del Congreso y un tercio de la cámara alta.

5.163 millones de dólares serán destinados a la campaña presidencial, superando el récord anterior, que fue el de las elecciones de 2008, que convirtieron a Barack Obama en presidente.

Al mismo tiempo, las legislativas, con 5.675 millones de dólares, tendrán menos gasto que las de 2018, que fue de 5.900 millones

Según el estudio, esta tendencia se debe a distintos factores. Uno es el aporte de pequeños donantes, que suelen donar hasta US$ 200, y que pasaron de ser el 14% del gasto al 22%.

"Trump es el candidato presidencial que más dinero recibió de pequeños donantes en la historia", destacó Krumholz, y agregó que "las plataformas liberales fueron extremadamente exitosas en la recaudación online de pequeñas sumas. Los republicanos también lo están haciendo, pero empezaron más tarde."

Un ejemplo de esto es la joven congresista neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez, que recaudó casi 12,5 millones, donde el 79% proviene de pequeños donantes.

Al mismo tiempo, los megadonantes, millonarios que aportan cifras enormes, solo representan el 8%, aunque según la analista, siguen teniendo un poder decisivo.

"Los pequeños donantes pueden ser un factor crítico de contrapeso para las grandes fortunas; los megadonantes no pueden dar directamente montos enormes a las campañas, pero sí pueden inyectar mucho dinero muy rápido y para elecciones puntuales muy estratégicas, como alguna banca del Congreso o la propia Presidencia", comentó.

Según la ley, los individuos tienen un techo para donar a las campañas de 2.800 dólares, mientras que los Comités de Acción Política pueden aportar hasta 5.000, pero existen los llamados SuperPAC, grupos que tienen como límite no coordinar sus estrategias con las campañas de los candidatos, pero que lo hacen de manera informal, aportando a candidatos o a causas vinculadas con ellos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?