Kim Jong-un celebró un desfile de madrugada y suavizó su discurso

Kim Jong-un celebró un desfile de madrugada y suavizó su discurso

Kim Jong-un celebró el tradicional desfile militar de Corea del Norte en horas de la madrugada de hoy y aseguró que su país "seguirá fortaleciendo su fuerza militar para autodefensa y disuasión", aunque "nunca" atacará primero. Suavizó su tono hacia Estados Unidos y Corea del Sur.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Kim Jong-un celebró el tradicional desfile militar de Corea del Norte en horas de la madrugada y aseguró que su país "seguirá fortaleciendo su fuerza militar para autodefensa y disuasión", aunque "nunca" atacará primero.

"Nunca usaremos (esa fuerza) para atacar (preventivamente) pero, si alguien decide atacarnos responderemos con todo", añadió Kim en un mensaje pronunciado la madrugada del sábado para celebrar el 75 aniversario del Partido del Trabajo, pero que fue emitido en diferido por la televisión norcoreana.

Con este discurso, que ha precedido a un gran desfile militar en el que el régimen podría desvelar nuevos activos de su programa de misiles, Kim parece haber buscado suavizar su tono hacia Estados Unidos en un momento en el que el diálogo sobre desarme lleva casi dos años estancado. Incluso no mencionó directamente a la potencia norteamericana en ningún momento.

La alocución de Kim, de hecho, se ha centrado en la pandemia de covid-19, que no parece haber afectado directamente a los norcoreanos pero que está golpeando con fuerza la economía del país, debido al cierre de sus fronteras con China y Rusia desde fines de enero, complicando la entrada de capital extranjero.

Por momentos entre lágrimas, Kim aseguró una vez más que Corea del Norte no ha detectado un solo caso de covid-19 y agradecido a los norcoreanos el "estar sanos, sin una sola víctima de este malicioso virus". Sin embargo, expertos internacionales sostienen que el régimen comunista puede estar ocultando las cifras reales de contagios e incluso muertes.

El dictador norcoreano expresó además su esperanza de que países de todo el mundo logren combatir con eficacia la pandemia y ha deseado a los "queridos compatriotas del Sur" que logren "superar la crisis sanitaria" y que ambos países puedan volver a "darse la mano".

Estas últimas palabras de Kim suponen el primer mensaje público de conciliación hacia Corea del Sur desde que en 2019 Pionyang empezara a endurecer su tono tras el fracaso de la cumbre de Hanoi sobre desnuclearización con Estados Unidos.

También llega semanas después de que un funcionario surcoreano muriera a causa de los disparos de tropas del régimen que lo encontraron en aguas norcoreanas, un incidente por el que el propio Kim se disculpó y que potencialmente podía haber incrementado la tensión entre ambos vecinos, técnicamente aún en guerra.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?