Nagorno Karabaj: tres potencias piden el cese de fuego

Nagorno Karabaj: tres potencias piden el cese de fuego

En el quinto día consecutivo del violento enfrentamiento entre Azerbaiyán y Armenia por el enclave de Nagorno Karabaj, Estados Unidos, Francia y Rusia pidieron hoy conjuntamente un alto el fuego para evitar una mayor escalada de la contienda.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

En el quinto día consecutivo del violento enfrentamiento entre Azerbaiyán y Armenia por el enclave de Nagorno Karabaj, Estados Unidos, Francia y Rusia pidieron hoy conjuntamente un alto el fuego para evitar una mayor escalada de la contienda, mientras que Turquía criticó a las potencias por “ignorar” el conflicto que lleva casi tres décadas y rechazó nuevamente que esté apoyando a los azerbaiyanos con el envío de milicianos sirios.

Como los países mandatarios del Grupo de Minsk, creado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para mediar en el conflicto de Nagorno Karabaj desde 1992, Francia, Estados Unidos y Rusia emitieron hoy un comunicado conjunto para solicitar un cese del fuego "inmediato".

"Pedimos un cese inmediato de las hostilidades", urgieron los presidentes Donald Trump, Emmanuel Macron y Vladimir Putin en una declaración publicada por la Presidencia francesa, en la que instaron también a los líderes de Armenia y Azerbaiyán a "que se comprometan sin demora a reanudar las negociaciones". El comunicado dice además que las conversaciones deberían celebrarse "de buena fe y sin condiciones previas", bajo los auspicios de los presidentes del Grupo de Minsk.

Los violentos combates entre las fuerzas de Armenia y Azerbaiyán estallaron el domingo, y son los peores desde hace años. De hecho, el gobierno armenio acusa a Turquía, su enemigo histórico, de suministrar armas a Azerbaiyán, pero el Ejecutivo turco, que apoya al azerbaiyano en la disputa, lo niega.

Nagorno Karabaj, de mayoría armenia, se proclamó independiente de Azerbaiyán en 1991, lo que desató una guerra que causó 30.000 muertos. Desde entonces, la situación está estancada, aunque a menudo estallan refriegas. La región separatista no ha sido reconocida por ningún país.

Anoche, Putin y Macron reclamaron un cese "completo" de los combates y pidieron "disminuir las tensiones y dar prueba de moderación cuanto antes", según un comunicado del Kremlin difundido tras una conversación telefónica entre los dos jefes de Estado. Antes, Moscú había propuesto propiciar "una reunión de los jefes de la diplomacia de Azerbaiyán, Armenia y Rusia".

Sin embargo, tanto el presidente azerbaiyano, Ilham Aliev, como el primer ministro armenio, Nikol Pashinian, rechazaron cualquier idea de negociaciones y se mostraron decididos a seguir combatiendo.

En tanto, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo que un alto el fuego en Nagorno Karabaj sólo es posible si las fuerzas armenias se retiran de este enclave separatista en territorio azerbaiyano. "Un alto el fuego duradero en esta región depende de la retirada armenia de todo el territorio azerbaiyano", declaró el mandatario en un discurso.

Erdogan acusó a Estados Unidos, Francia y Rusia de haber "ignorado durante 30 años" el problema de Nagorno Karabaj. "Su búsqueda ahora de un alto el fuego es inaceptable", añadió.

Turquía dijo el martes que estaba decidida a ayudar a Azerbaiyán a "recuperar sus tierras ocupadas" en Nagorno Karabaj, una declaración que resonó con especial fuerza en la comunidad internacional en medio de crecientes denuncias sobre la presencia de combatientes sirios en Nagorno Karabaj, presuntamente apoyados por Ankara.

"Tenemos informaciones que de manera cierta nos indican que combatientes sirios de grupos yihadistas transitan (...) para sumarse al teatro de operaciones en el Alto Karabaj", advirtió Macron, ratificando una denuncia que había hecho ayer Rusia y la prensa internacional. Según el presidente francés, la presencia de combatientes yihadistas de Siria en Nagorno Karabaj es un hecho "muy grave" que "cambia la situación", una conclusión que se suma a la de ayer del Gobierno separatista de Nagorno Karabaj, que dijo que esta escalada es distinta a las anteriores porque esta vez incluye la "participación activa" de Turquía, algo que Ankara niega.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?