Félix Aldao, el "personaje incómodo" que podría acabar con la grieta política

Félix Aldao, el "personaje incómodo" que podría acabar con la grieta política

En la Legislatura, hace un mes, se colgó una reproducción del General Félix Aldao. Para muchos se consiguió una victoria reivindicando al caudillo olvidado. Para otros, Mendoza sufrió una derrota al no traer la obra original que duerme desde hace 100 años en el depósito del Museo Histórico Nacional.

Nimsi Franciscangeli

Nimsi Franciscangeli

En el mes de febrero, la Legislatura de Mendoza se llenó de dicha, ya que para los amantes de la historia se había colocado el cuadro de un gobernador, aparentemente olvidado por todos, el General José Félix Aldao. En ese momento, se colgó una reproducción artística en el Salón de los Gobernadores, lugar icónico de la Casa de las Leyes, donde se repasa parte de la historia local. 

Sin embargo, lo que sucedió en la Legislatura, no cumplió con las expectativas de muchos otros especialistas del arte y de la historia local. 

Desde hace años, diferentes funcionarios de la política mendocina, vienen generando y solicitando que el cuadro original del General Félix Aldao llegue a Mendoza para posicionarlo junto a los demás Gobernadores y Vicegobernadores de la provincia. 

En el año 2005, los diputados nacionales, Víctor Fayad y Roberto Iglesia, presentaron en el Congreso de la Nación un proyecto de Ley, donde solicitan que se ceda a la provincia de Mendoza la pintura retrato del General José Félix Aldao, realizado por el pintor rioplatense Fernando García del Molino, en 1842 que se encuentra a disposición del Museo Histórico Nacional a los efectos de colocarlo en el salón de los Gobernadores en la Legislatura de Mendoza. 

Quién ha seguido durante 20 años la gestión para trasladar la obra original, es el escritor y ex Director General de Escuelas, Jaime Correas, quien escribió en un capítulo de Historias de caudillos argentinos, sobre Aldao. El artículo fue compilado por Jorge Lafforgue, con prólogo de Tulio Halperín Donghi y publicado por Alfaguara en 1999. 

Correas, fue entrevistado por MDZ y detalló cada una de las peripecias que se ha realizado para traer la obra, pero que todavía no avanza por distanciamientos políticos. ¿Podrá el Fraile Aldao terminar con la grita política?

"El cuadro original está en el Museo Histórico Nacional y hubo desde hace muchos años a través en su momento de quien era Diputado Nacional, Víctor Fayad, con el apoyo de Roberto Iglesia, que también era legislador. Ellos presentaron un proyecto de ley para poder cederselo a la provincia. Después, Julio Cobos, cuando fue vicepresidente hizo gestiones que quedaron truncas después del "voto no positivo". Posteriormente, durante el gobierno de Paco Pérez, también se hicieron gestiones. Ahí fue cuando llegó la reproducción, realizada con tecnología actual, y copia al cuadro original",  describió Correas. 

"Yo creo que no guarda las condiciones como para estar en ese lugar, que es un lugar histórico que guarda los óleos de gran calidad. Me parece que la provincia de Mendoza por una razón de orgullo nacional merecería que estuviera el cuadro original". 

El Museo Histórico Nacional, ya tiene un dictamen donde estipula que la obra no se puede sacar de ahí, porque pertenece al patrimonio, esa es la razón formal. Frente a esa situación Correas expresa:  "La realidad es que se podría hacer un documento que se le cedería a la provincia de Mendoza por mucho tiempo. El museo seguiría teniendo la potestad y que se la diera en préstamo a Mendoza para que pudiera estar en la sala de los gobernadores en la Legislatura". 

Ese cuadro fue comprado en 1903, obra histórica pintada por Fernando García del Molino. Para los especialistas en la materia, la pintura es "muy bella", y nunca ha estado expuesta, tiene más de 100 años guardado en un depósito.  

"Habría que preguntarse porque Aldao nunca tuvo cuadro en la Legislatura. Tengo mi teoría, después de escribir sobre él y es que es un personaje incómodo para las diferentes corrientes historiográficas de la Argentina, nadie lo quiere tener del todo de su lado y como es un personaje bastante contradictorio", afirma Correas. 

Más allá de los actos realizados en las últimas décadas, el funcionario describe que "hay una burocracia que impide el traslado del cuadro, y la burocracia se supera con gestión, pero hay que hacer una gestión inteligente para crear el instrumento". 

Tal vez el caudillo sea el instrumento para finalizar con la grieta política ya que para Correas lo ideal sería que se unan los dirigentes políticos que están en el Congreso para que se realicen las gestiones correspondientes, para que el cuadro llegue en una defensa del federalismo, "sería muy bueno que fuera algo de consenso político".  

Opinión sobre la reproducción

La gestión cultural de Francisco Paco Pérez fue la que consiguió traer la reproducción que actualmente está colgada, para Correas eso fue sinónimo de derrota. 

En su relato cuenta que sucedió cuando llegó a Mendoza la lámina:  "Cuando llegó esa reproducción, le hice llegar un mensaje a Paco Pérez,  donde le explicaba que no me parecía bueno que lo colgaran, era una claudicación para Mendoza. Él como gobernador dio la orden de que no se colgara. Ahora que se exhibió creo que lo hicieron porque desconocían toda la historia, no lo hicieron de mala fe". 

"Es una frustración que el cuadro original esté guardado. Con todo el valor histórico que tiene, esa obra fue pintada por Fernando García del Molino, que tenía ubicado a Aldao, a su lado. Aldao viajó a Buenos Aires para verlo a Juan Manuel de Rosas y fue él quien dio la orden de pintarlo. Esto es muy importante, ya que hay muchos próceres de Argentina que no tienen cuadros, porque no se sabía como eran. En este caso tenemos el cuadro de un gran pintor con el prócer de modelo, esto es muy importante. Entonces pensar que está guardado en un archivo, mientras falta en la Legislatura, realmente hay que hacer algo para que venga", finalizó Jaime Correas. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?