¿Cómo hacen ahora las organizadoras para armar grandes bodas?

¿Cómo hacen ahora las organizadoras para armar grandes bodas?

Romina Muñoz, wedding planner mendocina comentó cómo se están desarrollando las bodas en medio de la pandemia

MDZ Radio

MDZ Radio

Por la pandemia las rutinas se modificaron completamente. Se suspendieron turnos al médico, se transformaron las oficinas y tanto el distanciamiento como el aislamiento fueron la clave para evitar picos de contagio.

Otra de las consecuencias fue el parate total de numerosas actividades. Entre ellos, Djs, dueños de salones, caterings y todas las personas involucradas en la realización de fiestas. Por fortuna para el rubro, el gobierno provincial permitió la realización de eventos de hasta 250 personas y así quienes tenían planificada una boda pudieron al fin realizarla.

Pero todo debió adaptarse a la situación de pandemia. Romina Muñoz, wedding planner mendocina, habló con Mdz Radio y comentó que estos cambios fueron “bastante difíciles” dado el gran tiempo que lleva planificar una boda, aunque pudieron sortear las dificultades con creatividad.

“La mayoría de las personas tenían todos los servicios contratados, de modo que no era alternativa seguir posponiéndolo porque el gasto es muy grande y necesitaban hacerlo”, dijo respecto al panorama que se presentaba luego de la parálisis.

En ese sentido, contó que si bien ya nada es lo mismo, “siendo creativos y abiertos hemos hecho cosas súper lindas y se disfrutan igual”, por lo que aconsejó animarse y festejar la unión.

Entre los principales cambios para adaptarse a los protocolos correspondientes se encuentra la obligación de mesas de seis personas y el distanciamiento entre las mismas. Pero, de acuerdo a Muñoz, esto puede adaptarse y presentar un evento divertido con presencia de entretenimiento y música en vivo, un fuerte énfasis en la comida y mucha creatividad.

“Tuvimos casamientos en donde hemos dividido grupos en horarios porque superan el número permitido”, explicó la wedding planner. En esos casos, los invitados han comprendido la medida y se ha respetado.

En tanto, las numerosas bodas de personas que provienen del exterior, siendo nuestra provincia muy elegida especialmente por brasileros, paraguayos y norteamericanos y que suelen durar entre dos y cinco días, siguen suspendidas a la espera de poder realizarlas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?